12 de marzo de 2018
12.03.2018

La escuela de Gelo

12.03.2018 | 13:42
Patiño (derecha) en el festival Galaicoi de 2016, vestido de romano.

Si un alcalde consigue mantenerse en el poder más de treinta años, y en un partido independiente sin apoyo de grandes siglas, y por encima en los últimos comicios logra la mayoría absoluta más amplia del área metropolitana (hasta el punto de que no le caben los concejales en las bancadas), es lógico que los regidores del entorno tomen recortes para intentar garantizarse unos resultados semejantes. La escuela creada por el singular Ángel García Seoane en Oleiros ha encontrado su mejor discípulo en el regidor de Cambre, Óscar García Patiño.

Partidos independientes. García Seoane fundó Alternativa dos Veciños hace más de tres décadas y García Patiño (los dos comparten también el primer apellido y les llaman por el segundo), tras una escisión del PSOE, creó Unión por Cambre.

Contacto directo con los vecinos. Si algo ha caracterizado al regidor de Oleiros es su deseo de explicar directamente a los vecinos, en asambleas a las que los convoca, todo tipo de cuestiones. Si son obras importantes que les afectan, como la que se ejecuta ahora del sifón, se reúne con ellos para informarles de los cortes, desvíos y fechas. Si va a ejecutar una actuación que puede crear polémica, como tener que ceder terreno para construir aceras, primero se lo explica directamente, con mapas y planos. Lo mismo ha empezado a hacer el alcalde cambrés: se reúne con los residentes cuando se va a ejecutar un proyecto, por ejemplo una rotonda, y trata de que haya acuerdo sobre la mejor solución, contentar a la mayoría y que todos estén informados directamente.

Presupuestos participativos. Ángel García Seoane lleva años presumiendo de que lo que ahora es norma en los concellos él lleva muchísimos años aplicándolo, el presupuesto participativo. Pero aquí le ha ganado Cambre. En Oleiros el Concello envía cartas a las entidades, la inmensa mayoría afectas a Alternativa dos Veciños, y solo el alcalde conoce las sugerencias que realizan. En Cambre en 2016 empezaron con esta iniciativa y está abierta a todos los vecinos, no solo asociaciones, que pueden enviar propuestas y quejas, tanto por correo electrónico como por los buzones abiertos por el Concello o a través de los formularios que reciben en casa. Y se informa de cuántas propuestas se reciben y qué piden.

Contribuciones especiales. Oleiros y Cambre se parecen incluso en los errores. El concejal de Urbanismo cambrés, Juan Leirós, fue arquitecto en Oleiros muchos años y debía de conocer el follón que se creó allí cuando hace años se intentaron imponer contribuciones especiales a los vecinos de Mera que se negaron a ceder los frentes de sus casas para construir aceras. Se llegó a la Audiencia Provincial e incluso los residentes se pusieron delante de las excavadoras para paralizar las obras. Se renunció a las contribuciones. A pesar de este antecedente, Leirós en junio de 2017 defendió que "como en Oleiros" se iba a aplicar una fórmula novedosa (en Cambre), las contribuciones especiales, para urbanizar la calle Sixto. Los vecinos tenían que asumir el 90% del coste de la obra. Ante el aluvión de críticas y el cariz que estaba adquiriendo el asunto, en noviembre de 2017 el Concello renunció a este sistema y optó por un acuerdo con los vecinos de la calle para costear la obra entre los dos.

Gusto por los disfraces. Hasta la llegada de Patiño, Seoane era un caso único en la comarca y en Galicia. Se disfraza cada año en Carnaval y protagoniza una parodia política. Caracol, guerrillero, médico, sheriff, resucitado, alcalde de República o ahorcado por la Inquisición, el regidor oleirense era el único con sentido del humor en el área metropolitana. Pero su homólogo cambrés también lo tiene: en el Galaicoi, el festival que se ha creado en Cambre con lucha entre romanos y castrexos, se disfraza de romano. Y en este pasado Entroido se le vio caracterizado como Mario Vaquerizo.

Publicación municipal. El Concello de Oleiros lleva muchos años editando Vivir en Oleiros, un periódico municipal, cada tres meses, básicamente de carácter publicitario, donde se exponen las obras ejecutadas y se anuncian otras, todo en un tono optimista. En los últimos años redujo la calidad de la publicación, ya no es papel de revista sino de periódico, y de menos tamaño. Cada tirada son 13.300 ejemplares, a unos 11.500 euros por tirada. El concejal de Comunicación, que es el responsable del gabinete de prensa, es el encargo del contenido. Cambre acaba de adjudicar, en contrato negociado sin publicidad, la edición de un boletín municipal, prácticamente por el mismo importe que Oleiros, 13.461 euros; y una tirada muy parecida, 12.000 ejemplares.

La Junta de Gobierno Local de Cambre aprobó este mes, fuera del orden del día y con declaración de urgencia, adjudicar la impresión de este periódico a la empresa Ártabra Comunicación, que también lleva el gabinete de prensa del Concello. El Ejecutivo invitó a tres empresas a este contrato, White Spirit, Olivo Consulting y Ártabra, y a las dos primeras las rechazó por las mismas razones: "no acreditar debidamente su capacidad de obrar ni el requisito de encontrarse al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es