05 de agosto de 2018
05.08.2018
OLEIROS

El Concello rescinde el contrato de una nave del vivero al no aparecer el adjudicatario

El Ejecutivo local le reclamó pruebas de que había contratado personal para tener derecho a bonificación por teléfono, correo electrónico y visitas a la nave, sin hallarlo

05.08.2018 | 01:50
Lateral del vivero municipal de empresas de Iñás.

Las resoluciones de contrato y renuncias respecto a las naves del vivero de empresas del polígono de Iñás son continuas a pesar de contar con precios de alquiler económicos de entre 300 y 400 euros. El Concello firmó contrato con un empresario en enero de 2014 para ocupar la nave número 3, con el compromiso de contratar a tres personas, por lo que le dieron una bonificación en el canon mensual del 72% el primero año, del 50% el segundo y del 20% el tercero. En septiembre de 2016 el Ayuntamiento le requirió documentación de los contratos de los trabajadores y el justificante de la inversión que prometió, de 12.548 euros, pero ya fue incapaz de localizar al adjudicatario. Lo intentó acudiendo en persona a la nave, llamándolo a los teléfonos fijos y móviles que había dado e incluso enviándole correos electrónicos, pero nunca contestó a nada.

Ante este indicio de "falta de actividad" el Ejecutivo ha acordado proponer la resolución del contrato. Se han encontrado además con que el empresario les debe 1.200 euros por el canon (ya lo tiene en la vía ejecutiva), junto con 6.460 euros del canon mensual desde julio de 2017 a junio de este año).

En marzo de este año el Concello se encontró con que el adjudicatario de una de las naves pidió la resolución del contrato y otro también al entrar en concurso de acreedores. Tenían unos 6.000 euros de deuda por impago de canon al Concello. En mayo de 2016 el Ayuntamiento también echó del vivero a otras dos empresas (una de alimentación y otra de arreglo de motos) por impagos de la renta mensual y por carecer de licencia. Llevaban un año y medio de funcionamiento y nunca habían solicitado licencia de actividad. El Concello también les reclamó varios pagos además de incautarles avales.

Aunque cuando alguna nave queda vacía el Concello acude a su lista de reserva y llama a personas que se interesaron en su día, parece que la mayoría se apunta al vivero por las bonificaciones del primer año, y durante ese año ven si la empresa funciona o no y si es que no, se marchan. Al quedar tanto espacio en este vivero el Concello ocupó dos de las naves, de las más grandes, trasladando allí al Servicio Municipal de Emergencias y Protección Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine