08 de septiembre de 2018
08.09.2018
CERCEDA

El juzgado abre juicio oral contra el alcalde de Cerceda, acusado de fraude y prevaricación

La Fiscalía pide para el regidor año y medio de cárcel y nueve de inhabilitación

08.09.2018 | 02:12
José García Liñares inaugura el botánico en el mes de junio de 2015.

El Juzgado de lo Penal ha decretado la apertura del juicio oral contra el alcalde de Cerceda, el socialista José García Liñares, que se enfrenta a cargos de fraude a la administración y prevaricación por las irregularidades detectadas en la contratación de las lagunas del parque botánico de O Acevedo. Como ya informó este diario, los trabajos fueron contratados pocos meses antes de las pasadas elecciones municipales e inaugurados por el regidor el mismo día de su toma de posesión, el 15 de junio de 2015.

El juicio está fijado para el 30 de octubre y fue solicitado por la Fiscalía, que reclama un año y seis meses de prisión y nueve de inhabilitación para García Liñares. El arquitecto municipal se enfrenta también a una petición de pena de un año y seis meses de cárcel, cinco de inhabilitación y año y tres meses de suspensión del cargo.

La denuncia de Fiscalía parte de un escrito del PP de Cerceda, que denunció en 2015 varias irregularidades en las obras; entre otras, que se ejecutasen antes de que se recibiesen las ofertas de las empresas.

El Gobierno local de Cerceda, al tener constancia de la denuncia ante la Fiscalía, acudió al Consello Consultivo para anular esta contratación, pero su petición fue desestimada porque la obra ya estaba realizada. En su escrito al Consultivo, el Ejecutivo municipal reconocía que el procedimiento se había realizado "prescindiendo total y absolutamente de la normativa vigente". En declaraciones en 2016, Liñares responsabilizó al secretario municipal de esta situación y afirmó que se había cometido "una equivocación garrafal" de la que responsabilizó al funcionario.

La apertura de juicio oral llega después de que la Audiencia Provincial rechazase los recursos del alcalde y el arquitecto municipal para intentar archivar la causa. Consultado por este diario, el regidor aseguró ayer tener la "conciencia muy tranquila" y dejó claro que no se plantea dimitir. El regidor confía en que el juzgado atenderá sus argumentos. "Yo presentaré mis pruebas y a ver qué pasa", sostuvo ayer Liñares, que afirma que "Fiscalía se equivoca en muchísimas cosas en su escrito de acusación". "Es mentira que todos los informes fuesen desfavorables, el último no lo fue y también se equivoca en otras cosas", defiende.

En su escrito de acusación, el fiscal detalla que el Concello encargó en 2011 un proyecto para crear unas lagunas naturalizadas en el jardín botánico para el que preveía un presupuesto de 306.858 euros con IVA. El proyecto no se hizo hasta que llegó 2015 y el fiscal denuncia que, "ante la convocatoria de elecciones municipales" y con la "colaboración del arquitecto" y la "intención de terminar las obras en el menor tiempo posible", decidieron "desgajar sin que hubiera causa para ello una parte del proyecto", el drenaje del terreno, y "adjudicarlo como obra menor a la empresa SYR-AMG prescindiendo absolutamente del procedimiento legalmente establecido".

Por superar los 200.000 euros debía abrirse un procedimiento negociado con publicidad pero se hizo sin publicidad. Fiscalía añade que además de adjudicar el drenaje a esta sociedad luego le encomendó continuar con el resto del proyecto "antes de su adjudicación", que hizo a la empresa GR Construcciones Obras y Servicios (empresa vinculada a la anterior).

El fiscal sostiene que secretario e interventor municipales realizaron sendos informes negativos en marzo de 2015 contra esta contratación al advertir que no constaba en el expediente el informe técnico de que la obra fuera conforme con la ley y el planeamiento urbanístico, si cumplía la legalidad, ni constaba certificado de existencia de crédito ni informe de fiscalización de la Intervención ni el acta de replanteo del proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es