26 de septiembre de 2018
26.09.2018
La Opinión de A Coruña
BERGONDO

Ediles dejan Anova porque se opone al sector de viviendas e hipermercado en Os Condes

Juan Fariña y Eloy Babío seguirán como concejales no adscritos y se mantendrá el pacto con el PSOE - La dirección del partido les acusa de apoyar una "operación especulativa"

26.09.2018 | 01:25
Diseño de cómo quedaría el entorno de la Casa Consistorial de Bergondo al ejecutar la urbanización.

La alcaldesa cree que este desarrollo urbanístico es una "oportunidad" de generar casco urbano

La modificación de las actuales normas subsidiarias de planeamiento de Bergondo que tramita el Gobierno local para permitir un desarrollo urbanístico en San Isidro, al lado de la Casa Consistorial, para ejecutar edificios de vivienda colectiva y una superficie comercial para un hipermercado, además de equipamientos y zonas verdes, ha sido el motivo de ruptura de los concejales Juan Fariña y Eloy Babío con su partido, Anova. Fariña, concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, y Babío, edil de Servizos Municipais, comunicaron el pasado lunes a la asamblea de su formación su decisión de abandonar Anova. Los dos continuarán en el Concello como concejales no adscritos y el cambio no afectará al acuerdo de Gobierno con el PSOE, según confirmaron Fariña y la propia alcaldesa, Alejandra Pérez.

La asamblea de Anova en Bergondo, en un comunicado enviado ayer, explicó que en una votación se acordó por mayoría oponerse a la decisión del Ejecutivo local de modificar las normas urbanísticas mientras está en trámite la aprobación del plan general, con el fin de permitir construir unas 55 viviendas en la parte de abajo del centro de salud y una zona comercial entre el edificio de Servizos Sociais y el local de Os Condes. En esta zona solo se permite vivienda unifamiliar y con el cambio se podrían construir edificios de bajo y dos plantas.

Anova cree que esta modificación solo tiene por objetivo "concentrar y maximizar la edificabilidad residencial", asegura que se duplica la superficie respecto al plan general en trámite y concluye que este desarrollo "beneficiaría a ciertos propietarios consolidando una operación especulativa" antes de aprobar el nuevo planeamiento.

Juan Fariña negó ayer que este desarrollo urbanístico sea "un pelotazo". Reconoció que él tuvo dudas cuando estaba en la oposición y en el primer semestre en el Gobierno pero tras analizar el proyecto "con calma" llegó a la conclusión de que "es una oportunidad para Bergondo", un municipio sin un centro urbano claro, con una "carestía enorme de vivienda asequible para los jóvenes". Aseguró que con este proyecto se dotará de "vida" a San Isidro, con un área comercial, un parque, una biblioteca y viviendas.

Tanto este concejal como la alcaldesa admitieron el interés de Gadisa en construir en esta zona un hipermercado. "Pero el proyecto es nuestro, nosotros lo decidimos. Es cierto que hay ese interés, y es positivo para el ayuntamiento. El plan general tardará mucho en aprobarse y hay que agarrar las oportunidades antes de que estas empresas se vayan a otros lugares. Además, también se logra la oportunidad de crear equipamiento básico y se crean puestos de trabajo", destacó Alejandra Pérez.

La regidora destacó también, al igual que Fariña, que el objetivo con esta urbanización es "que haya vida" en este núcleo, un centro urbano, con negocios, para que la gente no se vaya "a Sada o a Betanzos".

Fariña culpó "directamente al portavoz nacional de Anova" del abandono del partido, por tener "intervenida totalmente la asamblea". Afirmó que se desde la dirección se les dijo que si el documento volvía ahora de la Xunta con orden de correcciones, "se aprovechase para retirar el apoyo" al proyecto, y que si venía "inmaculado", había que retirar el apoyo igual, y él y Babío se negaron a "esta especie de chantaje". Agregó que no se pueden tener "prejuicios" y el hecho de que una familia muy conocida de Bergondo "casualmente" tenga un terreno en este ámbito no puede ser un impedimento, no puede ser una familia "maldecida de por vida".

Respecto al futuro de los concejales tras dejar Anova, Juan Fariña reconoció que tuvo una oferta de Alternativa dos Veciños pero fue "en otro contexto y en otro momento". Agregó que contemplan "todos los escenarios", incluso "marchar para casa", aunque señaló que van a tener ofertas y "se estudiarán" porque no hay "casi nada descartado". Respecto a su integración en el PSOE con el que Gobierna afirma que lo ve "complicado". Este concejal sin embargo destaca que el gobierno "funciona muy bien, con notables avances en los últimos meses", con esta coalición.

Alejandra Pérez también mostró su opinión "personal" de continuar con los dos concejales en el Gobierno porque ha sido una alianza "positiva, que ha dado estabilidad" y con la que se han aprobado más obras y proyectos y dado más visibilidad a los vecinos". Respecto a una oferta para que se integren en el PSOE estos dos ediles que dejan Anova, Pérez señaló que "por ahora no se planteó", aún es temprano, pero tampoco puede "descartarlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es