15 de diciembre de 2018
15.12.2018
CAMBRE / CULLEREDO

El plan de emergencias de Cecebre fija en dos horas el vaciado total por rotura grave

El protocolo de seguridad prevé que en caso de avería con el embalse lleno se aneguen las zonas inundables del río en Cambre y Culleredo y se activen sirenas de alerta

15.12.2018 | 01:38
Vista del embalse de Cecebre lleno al 90%, el pasado mes de julio.

Dos horas. Ese es el tiempo que tardará en vaciarse por completo el embalse de Cecebre en caso de registrarse una rotura total, según prevé el Plan de Emergencias de la Presa, que ayer presentaron Augas de Galicia, la Dirección Xeral de Emerxencias y la Empresa Municipal de Aguas de A Coruña (Emalcsa) a los alcaldes de Cambre y Culleredo, Óscar García Patiño y José Ramón Rioboo, respectivamente, en el salón de plenos del Concello cambrés.

El plan prevé que, ante una rotura total que pudiera producirse con la presa llena al 100%, el agua almacenada se vaciará anegando la zona inundable del río en Cambre y Culleredo durante dos horas hasta que la totalidad del volumen almacenado llegase al mar. De producirse este tipo de avería, "muy improbable" según recalca el Concello de Cambre, saltarían las sirenas que se instalarán a lo largo de la zona inundable para dar la alarma a la población de que debe evacuar la zona.

El documento diseña un protocolo de evacuación para que los vecinos abandonen sus viviendas lo antes posible. Determina también un segundo procedimiento para la evacuación del personal de emergencias que primero guiaría en su salida a la ciudadanía.

El plan proyecta que una caseta que ya está construida se instale junto al embalse para servir como oficina de coordinación de emergencias en caso de que resulte necesaria. Los servicios de emergencias se instalarían allí y los sistemas de alarma con sirenas estarían conectado a esta instalación, lo que agilizaría la comunicación en caso de avería o incidente.

El Ayuntamiento cambrés incide en que "la presa se encuentra en perfecto estado en la actualidad". Detalla que "las probabilidades de rotura grave o total son muy bajas", aunque podría producirse "por causas externas". Concreta que el nivel de control sobre el funcionamiento del embalse incluye ya en la actualidad un seguimiento digital de cada bloque del hormigón, cada uno de los cuales oscila de modo periódico para controlar el efecto de los factores térmicos.

El plan establece tres fases para su implantación: la elaboración de planes que tienen que elaborar los concellos, la instalación de los sistema de aviso y alertas y el diseño y desarrollo de acciones de comunicación, tanto interna como de cara a la población.

Durante la presentación, el responsable de Emalcsa en la presa, José Manuel Orejón; el directivo de Augas de Galicia de Rubén Curros y por el director xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta, Víctor Manuel Vázquez, aseguraron que el plan debe desarrollarse tal y como marcan las diferentes legislaciones tanto autonómicas como estatales que obligan a tener este tipo de plan de emergencias con el fin de prevenir una situación de riesgo, comunicar e informar de las incidencias a la población afectada.

Tanto el alcalde de Cambre como su homólogo cullerdense solicitaron a Augas de Galicia que mantenga el curso del río limpio. Criticaron que hoy en día está colmado de árboles en su cauce, con ramas y otros desechos que impiden el curso normal del agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es