21 de diciembre de 2018
21.12.2018
BETANZOS

La Xunta rechaza el recurso de Naturgy y salva del derribo la antigua fábrica de la luz

Cultura cataloga el edificio por su "notable interés arquitectónico" y su valor testimonial y urge a la empresa propietaria a ejecutar las obras precisas para "evitar su desaparición"

21.12.2018 | 01:18

La Consellería de Cultura ha desestimado las alegaciones de General de Edificios y Solares, sociedad propiedad de Naturgy, y ha aprobado la inclusión de la antigua fábrica de la luz de Betanzos en el Catálogo de Patrimonio Cultural de Galicia con la categoría de monumento. El Diario Oficial de Galicia publicó ayer la resolución autonómica que blinda este inmueble, en muy mal estado de conservación y que la empresa propietaria pretendía reducir a escombros apelando al riesgo de desprendimientos.

La Dirección Xeral de Patrimonio ha aceptado la petición del Concello de Betanzos y protegerá esta antigua fábrica por su "notable interés arquitectónico" y su importancia como "testimonio singular de los avances de la técnica". "En este edificio estuvo la sede de las industrias de la familia Núñez, una de las más representativas de la historia empresarial de la provincia de principios del siglo XX. Además, su promotor, el ingeniero José López-Cortón Viqueira, estuvo vinculado con otros proyectos de modernización en la Galicia de principios del siglo XX, como el tranvía de A Coruña", recoge la resolución.

La Xunta distingue entre el primer volumen de la factoría, construido en 1895 por el ingeniero López-Cortón, y el segundo, de usos administrativo, construido en 1910 y atribuido a Rafael González Villar. A este edificio, que gozará de protección integral, suma el antiguo aserradero anexo, al que otorga solo una protección estructural.

La Consellería de Cultura llama la atención sobre el mal estado de esta antigua fábrica, que ha perdido ya parte del tejado y que ha registrado varios desprendimientos durante los últimos años. El departamento autonómico confía en que su catalogación sea una "solución apropiada para su salvaguarda y evitar su desaparición" y advierte de que son precisas "actuaciones urgentes para frenar su deterioro". Entre las obras prioritarias, destaca la consolidación de la cubierta y de los cierres. Una vez ejecutadas, los propietarios deberán presentar un proyecto integral de conservación, que deberá incluir "soluciones para resolver el desfase de la rasante y medidas generales para la mejora ambiental y estética del contorno inmediato con la eliminación de los cables aéreos y las conducciones vistas", según recoge el DOG.

La Xunta ha accedido a reducir el contorno de protección para evitar incorporar el trazado del ferrocarril al este y respetar la bolsa de suelo rústico apto para urbanizar SAUR1 que establecen las normas subsidiarias.

La catalogación de este edificio llega después de años demanda de colectivos culturales y de formaciones políticas como el BNG, a las que se sumaron nuevas fuerzas como Betanzos Novo. El Concello de Betanzos, gobernado por el PSOE, acordó en febrero de 2017 reclamar su catalogación para evitar que la empresa propietaria procediese a su derribo. El inicio de los trámites para su inclusión en el Catálogo de Patrimonio permitió al Concello denegar a Naturgy la licencia de demolición. La compañía, que ha apelado sin éxito al peligro que representa el edificio por su mal estado, ha recurrido por la vía judicial la denegación y reclamó sin éxito al juzgado la suspensión de la orden municipal de apuntalar la antigua fábrica de la luz.

El Concello ha impuesto ya una primera multa de 5.000 euros a la empresa por no ejecutar las obras precisas para evitar el derrumbe del edificio. De momento, los trabajos siguen sin ejecutarse. El Concello de Betanzos y el BNG emitieron ayer sendos comunicados para manifestar su satisfacción por la decisión autonómica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es