09 de enero de 2019
09.01.2019
La Opinión de A Coruña
CULLEREDO

Lecturas que hacen cantera

La compañía El Ruiseñor dedicó su gala de Reyes a reunir fondos para dotar a la biblioteca de Culleredo de una sección de teatro - Reunió también donativos para el colectivo Anhida

09.01.2019 | 00:51
Participantes en la gala de Reyes que organizó la compañía de teatro El Ruiseñor.

La compañía de teatro El Ruiseñor tiene solamente trece años, pero en este tiempo ha logrado consolidarse como una escuela de referencia en Culleredo. Dispone ya de casi medio millar de alumnos y aspira ahora a aumentar su cantera y la afición por el teatro con una campaña solidaria que puso en marcha estas navidades y que dejará "en casa" parte de sus beneficios, destaca su directora, Susana Crespo.

La compañía ha dedicado la gala de Reyes que se celebró el pasado día 4 en el Conservatorio de Música a reunir fondos para comprar libros de teatro con destino a la biblioteca del Edificio de Servizos Múltiples, actualmente en reformas. El Ruiseñor dedica siempre sus galas a fines solidarios y este año han querido que la campaña repercuta también en los más próximos. "Quisimos hacer algo distinto, más personal, algo que tenga que ver con nosotros", explica la directora.

La gala de Reyes les ha permitido reunir 450 euros que destinarán íntegramente a crear una sección de teatro en la biblioteca municipal. "Pedíamos una aportación simbólica, es la única forma de asegurar que venga todo el mundo", explican desde la compañía. Es una aportación modesta, pero suficiente para que los vecinos de Culleredo dispongan de una pequeña selección de teatro que ganará fondos con el tiempo. "A lo largo del año iremos comprando libros", explica Susana Crespo, que avanza que el objetivo es dotar a la sala de lectura de fondos para todas las edades. "Nos hace mucha ilusión donar algo que tiene que ver con nosotros y que queda en casa", celebra.

La compañía de teatro El Ruiseñor organizó también una gala por Navidad que dedicó a recaudar fondos a la Asociación Anhida, que tiene una sede en Culleredo. Se trata de un colectivo de padres y madres de niños con déficit de atención con o sin hiperactividad.

El Ruiseñor recaudó 650 euros para colaborar con el trabajo que desarrolla Anhida, que asesora a los padres e imparte talleres y terapias para los afectados y sus familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es