27 de enero de 2019
27.01.2019
La Opinión de A Coruña
OLEIROS

Cinco lustros a toda velocidad

El club de patinaje Rabadeira festeja hoy en As Torres su aniversario con dos logros: tener un equipo en liga y una partida en el presupuesto municipal para su primera pista propia

27.01.2019 | 00:49
Equipo de patinaje de la Sociedad Cultural y Deportiva Rabadeira, ante el castillo de Santa Cruz.

Este mes de enero de 2019 no ha podido empezar mejor para la Sociedad Cultural y Deportiva Rabadeira. Por primera vez en su historia tienen un equipo en liga, el Concello de Oleiros aprobará el próximo jueves un presupuesto que incluye una partida para cumplir su histórica demanda de una pista de patinaje y hoy festejan su 25 aniversario con una gala en As Torres de Santa Cruz.

"La gala comenzará al mediodía con una proyección de imágenes de estos 25 años de la sociedad. Están invitados antiguos directivos y patinadores, familias, el Concello. Se presentará al equipo de esta temporada, que competirá en liga y se hará un repaso por los logros de este año. Es la primera vez que tenemos un equipo en liga desde la fundación y tuvimos unos resultados en el Campeonato de España muy buenos, con una medalla de oro. Daremos unas pinceladas de los objetivos para la temporada próxima y después habrá una comida para la que están apuntadas cerca de cien personas", explicó la actual presidenta del Rabadeira de patinaje de velocidad, María González.

Durante estos cinco lustros el Rabadeira, uno de los clubes de patinaje más antiguos de Galicia, ha entrenado donde ha podido. "En los pabellones municipales, para aprender, están bien, cumplen los requisitos. Pero para competiciones se nos queda pequeño, no se puede desarrollar velocidad. Así que, según el tiempo, nos vamos al Pasatempo en Betanzos o a la pista del Decathlon de Iñás", destacó González.

En los orígenes, este club patinaba en la pista de Adormideras en A Coruña. La noticia de que el presupuesto municipal incluye este año unos 300.000 euros para construir una pista de patinaje de velocidad ha sido "como un regalo por este 25 aniversario", señaló la presidenta de la entidad. "No sabemos si estará terminada este año, pero es un inicio. Es algo que demandábamos hace muchos años. Sales fuera a competir y ves las pistas que tienen. Y nosotros en el campeonato que organizamos trajimos a veinte y pico clubes de España y Portugal y patinaron entre las naves de Iñás. Va a ser una pista, según nos han dicho, de unos 200 metros de longitud. Insistimos en eso, no de 100 metros, porque es importante que tenga las medidas reglamentarias para poder acoger competiciones nacionales, liga. El Concello siempre ha intentado atendernos", subrayó.

El Rabadeira cuenta con unos cincuenta patinadores y dispone de escuela de competición, escuela de mayores y escuela de infantil. "A partir de los cuatro años empiezan a patinar, conocimientos de equilibrio, luego cuando dominan el patín pasan al equipo de competición. Este año participamos en la maratón de Nueva York. En la escuela de mayores no solo hay padres que se enganchan por sus hijos. Hay gente de veinte a cincuenta años. En el equipo de competición son 29 patinadores, desde los 5 hasta los de categoría máster" subrayó María. Para la escuela entrenan dos días a la semana. El equipo de competición, hasta cinco días a la semana, durante hora y media. La escuela de patinaje cubre todas las categorías.

El patinaje de velocidad es un deporte minoritario y exigente. "Es muy espectacular, lo ves y te atrae, pero muy desconocido. Se llegan a alcanzar ochenta kilómetros por hora en bajada y en pista unos cuarenta. Mantenerse 25 años es un éxito, pocos clubes aguantan tanto. Muchos lo dejan después de unos años. Y es muy difícil encontrar patrocinios para sufragar los costes de los desplazamientos y hoteles para las competiciones por toda España. Aquí en Galicia solo hay campeonato gallego, el trofeo de Oleiros y la liga Galicia-Castilla León. Todo lo demás es fuera. En 2017 hicimos 14.000 kilómetros. Esto se sostiene por el esfuerzo de los padres que llevan y traen a sus hijos en sus coches. Pero la verdad es que también es adictivo. Hablaba hace unos días con una madre que lleva toda la vida y me decía qué pena me dio cuando lo dejaron mis hijos. Siguió siendo socia muchos años. Claro, tantos años viajando juntos, tanta convivencia, se crea familia. El Rabadeira es una familia", concluyó María González.

Uno de los objetivos para la nueva temporada es tener un equipo femenino en liga nacional, después de haber logrado meter a uno masculino. "Estamos luchando por tenerlo", afirmó María.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es