08 de febrero de 2019
08.02.2019
La Opinión de A Coruña
CAMBRE

Cambre ultima crear una empresa pública de gestión del agua con Emalcsa y A Coruña

El alcalde asegura que mantiene "conversaciones avanzadas" para municipalizar el servicio, de acuerdo a la auditoría realizada - El servicio está en precario desde 2004

08.02.2019 | 01:14
Parte de la Corporación cambresa, en su visita a empresas de agua en Valencia, en 2017.

El Concello de Cambre mantiene "conversaciones avanzadas" con el Ayuntamiento de A Coruña y la Empresa Municipal de Aguas de La Coruña (Emalcsa) para la creación de una empresa pública que gestione el abastecimiento de agua potable en el municipio cambrés. El servicio se presta en precario en Cambre desde 2004, cuando venció el contrato anterior.

El alcalde, Óscar García Patiño, aseguró ayer en Radio Coruña que estudia junto con Emalcsa, la "dueña del agua" en la comarca, y con el Ayuntamiento coruñés la constitución de una empresa pública, solución recomendada para el concello cambrés en la auditoría encargada por el Concello, cuyos resultados adelantó este diario. El estudio del sistema de gestión del agua encargado por el Ejecutivo municipal recomendaba constituir una sociedad mercantil participada en su mayoría por el Concello cambrés y con el Ayuntamiento de A Coruña.

"La futura prestación del servicio debe ir encaminada a la gestión directa mediante un sistema de cooperación horizontal entre el Concello de Cambre y el Concello de A Coruña a través de la creación de una sociedad mercantil local participada mayormente por el Concello de Cambre y por la empresa pública Emalcsa, medio propio del Concello de A Coruña", aconsejó la auditoría. Sostuvo que ésta sería "la opción económicamente más viable, eficiente y sosteniblemente adecuada pues ofrece la posibilidad de una mayor inversión en el servicio que cubra las necesidades del mismo con los menores costes posibles".

El Gobierno local ultima todavía el análisis y las negociaciones con Emalcsa y A Coruña. El alcalde anuncia su intención de crear una empresa pública para la prestación del agua días después de que Ciudadanos criticara en el último pleno ordinario que existe casi un millón de euros de pagos pendientes acumulados, correspondientes a facturas de la luz de bombeos, que la anterior empresa dejó de abonar al extinguirse el contrato y que el Concello asumió como gastos presupuestarios en 2011. El Ejecutivo que dirige García Patiño sostiene que buena parte de esta deuda ha prescrito ya, aunque ha encargado un nuevo informe al actual interventor municipal y recuerda que ya pidió uno al anterior.

El alcalde recordó ayer que su Gobierno local decidió regularizar el servicio de agua cuando otros ejecutivos municipales no se habían "atrevido" a "meter mano" a un servicio tan importante. Explicó que, antes de tomar ninguna decisión, contrataron una auditoría para analizar el estado de la red y las instalaciones y estudiar el funcionamiento de la gestión. Parte de la Corporación viajó a Valencia para conocer in situ otros modelos de gestión del servicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es