10 de febrero de 2019
10.02.2019
CARRAL

Carral gana población desde 2008, con la capital a la cabeza con un aumento del 25%

Paleo pasó de los 2.451 habitantes de hace diez años a los 3.308 registrados en 2018 - Sumio registra la mayor caída de población, con un 24% menos en un decenio

10.02.2019 | 00:59
Público en la fiesta de la empanada de Carral del año pasado.

El municipio de Carral gana población. Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) avalan las frecuentes afirmaciones del alcalde, el popular José Luis Fernández Mouriño, sobre la tendencia a ganar vecinos del municipio frente a otros concellos vecinos, como Abegondo, que en efecto pierde población. El ayuntamiento carralés incrementó sus residentes en un 11% en el último decenio, al pasar de los 5.672 habitantes que tenía en 2008 a los 6.294 que sumaban sus parroquias el año pasado, por lo que ganó 622.

La parroquia de Paleo, en la que se encuentra la capital municipal, registró el mayor aumento de población en los últimos diez años. Sus residentes pasaron de sumar 2.451 en 2008 a los 3.308 del pasado ejercicio, lo que representa una subida de un 25%. En el último año, ganó 55 habitantes, un 1,6% más. En el extremo contrario se sitúa la parroquia de Sumio, que entre 2008 y 2018 cayó un 24% en número de población, al bajar de 457 a 368 vecinos, 89 menos. En el último año perdió dos residentes.

Entre las parroquias con tendencia al alza en número de población figura también Cañás, que ganó un 8,8% en el último decenio, al pasar de 352 a 386 vecinos. Entre 2018 y 2017 se elevó en nueve residentes, un 2,3%. También Sergude amplía empadronados. En el último decenio creció su población un 8,7%, de los 147 vecinos de 2008 a los 161 de 2018. En el último año sumó un residente.

Las demás parroquias del municipio perdieron población en los últimos diez años, aunque algunas experimentaron una pequeña remontada en el último ejercicio. Beira registró una caída en el número de habitantes del 18% desde 2008, al caer de 556 a 469 vecinos. Sin embargo, ganó tres empadronados de 2017 al año pasado. Tabeaio registró un descenso de un 8% en el último decenio, ya que bajó de los 884 residentes de 2008 a los 818 de diez años después. En el último año, en cambio, ganó cuatro vecinos.

Quembre sufrió una bajada de un 7% en diez años, de 348 a 323 residentes. En el último ejercicio, la caída fue de un 4%, con ocho habitantes menos. Vigo (San Vicente) bajó un 3% en un decenio, de 477 a 461 vecinos. En este caso, los datos del último año revelan que la tendencia a la caída poblacional se mantiene, con la pérdida de cinco vecinos, lo que supone un descenso de un 1%.

En total, el municipio se incrementó en diez años en 622 residentes al ganar unas parroquias 905 vecinos mientras que otras perdían 283. En el último año, aumentó su población en 57 residentes, ya que unas parroquias aumentaron su padrón en 72 personas y otras registraron la pérdida de 15.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es