27 de marzo de 2019
27.03.2019

Una rotonda regulará el tráfico en el cruce de la travesía de Arteixo con el vial a Morás

El Concello se decanta por esta opción para ampliar esta intersección, que en la actualidad es muy estrecha || La obra será financiada en parte por la Diputación

26.03.2019 | 20:22
Cruce de la travesía de Arteixo con la carretera de Morás.

Una rotonda elíptica sustituirá al actual cruce de la travesía de Arteixo con la carretera del polígono de Morás. El alcalde, Carlos Calvelo, confirma que esta es la opción por la que se ha decantado por el Concello para ampliar esta intersección, en la que en la actualidad los camiones tienen dificultades para girar debido a que es muy estrecho. Esta es una actuación que el Gobierno local tiene pendiente desde hace más de dos años, cuando anunció que tenía previsto remodelar este cruce.

La glorieta tendrá un diseño elíptico. Será un modelo similar al de Meicende, pero a menor escala. Calvelo explica que tendrá esta forma para garantizar que los vehículos pesados puedan maniobrar correctamente.

El regidor explica que la redacción del proyecto ya está encargada y que ha hablado con la Diputación coruñesa para que financie "parte de la obra", ya que la carretera de Morás es de titularidad provincial. La ejecución del proyecto requerirá de la expropiación de terrenos, según señala Calvelo. De este trámite se encargará el Gobierno local. La obra será financiada a medias entre el Concello, que también asume el coste del proyecto, y el Ejecutivo provincial.

La reforma del cruce, que está ubicado en O Alto de Arteixo, también incluirá la ampliación de la travesía de A Groufa, que discurre entre el cruce en el que se ubicará la glorieta hasta la avenida de Fisterra. Los trabajos servirán para que la carretera se ajuste a las alineaciones que fija el planeamiento urbanístico del municipio.

Con la puesta en marcha del polígono de Morás (la Xunta retomó hace dos años las obras de urbanización), el cruce y la travesía de A Groufa absorberán parte del tráfico que atraerá el nuevo parque empresarial, que también contará con un nuevo acceso a la autovía del Noroeste, la A-6, y la autopista A Coruña-Carballo, la AG-55. La travesía da Groufa permite ir desde la avenida de Fisterra (a la altura de la panadería Rozas) hasta O Alto de Arteixo, donde empieza la carretera que permite acceder al polígono de Morás.

La travesía de A Groufa en la actualidad tiene una calzada estrecha, por la que un camión y un coche en paralelo no tienen espacio para pasar. Ahora mismo tampoco tiene mucho tránsito. El cruce de la travesía de Arteixo con la carretera de Morás tiene un problema similar, ya que es pequeño y los camiones tienen dificultades para maniobrar.

En la misma zona, la Xunta arrancó a principios de este mes la obra para añadir un carril más en la avenida de Fisterra en el tramo entre el cruce de la travesía de A Groufa y la calle Guerra de la Independencia. La obra incluye una rotonda con un diámetro de 36 metros en el cruce de la travesía de A Groufa, donde habrá un acceso a la sede de Inditex. No muy lejos de allí, el Gobierno gallego también empezó la construcción del acceso del polígono de Morás con la A-6 y la AG-55.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es