30 de marzo de 2019
30.03.2019
La Opinión de A Coruña

El Concello permitirá usos comerciales e industriales en todo el polígono de Sabón

La nueva normativa, que el Gobierno municipal llevará a pleno, fija en 23 metros la altura máxima de los edificios que destinados a actividades terciarias

29.03.2019 | 23:07
Vista del polígono de Sabón.

El Gobierno local de Arteixo aprobará en el pleno de forma inicial una modificación del planeamiento municipal que permitirá que en el polígono de Sabón se desarrollen actividades comerciales, además de las industriales que ya están autorizadas, en cualquier parte del parque empresarial. El Concello inició los trámites para lograr este cambio en 2015.

Los usos terciarios permitidos serán los comerciales, despachos y oficinas, recreativo, deportivo y ocio, hotelero, restauración, centros de procesos de datos, laboratorios, garajes, aparcamientos, servicios del automóvil y estaciones de servicio.

El documento que el Ejecutivo municipal llevará a la sesión plenaria limita la altura de las edificaciones vinculadas a la industria en 30 metros (con un bajo y cuatro plantas) y en los usos terciarios la fija en 23 metros (cinco pisos y un ático). Los usos prohibidos serán superficies comerciales, actividades nocturnas de ocio y viviendas.

El Concello establece algunas limitaciones a mayores en dos zonas del polígono: en las parcelas que están pegadas al embalse de O Rexedoiro y los solares que lindan con la zona urbana. En los dos casos, la norma que tramita el Gobierno local prohíbe la construcción de edificaciones adosadas y fija la altura en 20 metros (a contar desde la rasante de la carretera). Las zonas incluidas en ambos casos serán las que estén en los 100 primeros metros desde el límite del polígono o desde el dominio público hidráulico.

Las edificaciones que se construyan en el borde residencial deberán medir como máximo 200 metros lineales. Una vez superada esta distancia, deberán quedar libres 15 metros. En el borde ambiental, se aplica la misma restricción, salvo que la distancia libre será de 20 metros.

Todas estas limitaciones se aplicarán solo a las nuevas implantaciones o cuando se reformen las actuales de forma considerable. La norma del Ayuntamiento establece que "se permitirá la continuidad de las actividades existentes" en el polígono "sin necesidad de adecuarse a esta norma" ordenanza hasta su "extinción".

La propuesta del Concello ha variado respecto a la inicial, ya que simplifica la ordenación . La actual ordenanza divide Sabón en tres zonas: industria y actividades económicas (todo el polígono), dotaciones (incluye la zona escolar, que urbanísticamente forma parte del parque empresarial, el punto limpio y el depósito de agua) y zonas libres y espacios verdes. La anterior propuesta delimitaba seis ámbitos: borde ambiental, rústico, urbano, industria textil, dotacional e industria pesada existente. Estas zonas han desaparecido del nuevo documento. Asociación de Empresarios del Polígono de Sabón alertó de la "indefinición" del anterior documento y advirtió de que no se debían limitar los derechos ya existentes de las empresas asentadas.

La nueva norma señala que el objetivo del cambio urbanístico es "facilitar la implantación de nuevas actividades de uso terciario y dotaciones públicas o privadas en el polígono de Sabón", así como mantener y "seguir implantando el uso industrial de fabricación y almacenaje con amplia libertad de instalación y funcionamiento".

El edil de Urbanismo, Alberto Castro, confirmó que el campo de fútbol de Rañobre pasará a estar clasificado como suelo industrial y de actividades económicas.

Esta ordenanza del polígono sustituirá a la vigente, que fue elaborada en 1965 por la Diputación de A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es