04 de abril de 2019
04.04.2019
La Opinión de A Coruña

Miño inicia el proceso para cumplir una sentencia urbanística de hace una década

Retrotrae el expediente de la urbanización de A Barrosa al momento anterior a su aprobación definitiva || La Justicia tumbó el acuerdo por ignorar el alegato de Adif

03.04.2019 | 21:21
Urbanización de A Barrosa, en Miño.

La Junta de Gobierno Local de Miño ha iniciado los trámites para cumplir la sentencia que en el año 2009 anuló el acuerdo por el que el Concello dio luz verde a la construcción de 72 viviendas en el lugar de A Barrosa. La sentencia, ratificada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en 2011, anuló el acuerdo municipal porque el Ejecutivo municipal ignoró las alegaciones que presentó el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que advirtió sin obtener respuesta que el ámbito incluía terrenos de su propiedad.

Los jueces dieron la razón a Adif y declararon nulo el acuerdo de aprobación definitiva del proyecto de compensación. El juzgado evitó pronunciarse sobre la titularidad del terreno reclamado, al entender que se trata de un asunto que corresponde dirimir por la vía civil.

Transcurridos diez años de la sentencia de primera instancia, la Junta del Gobierno local de Miño ha acordado retrotraer las actuaciones para la aprobación definitiva del proyecto de compensación de este polígono (APOD-3) al momento anterior a su aprobación definitiva. El expediente se expondrá al público por el plazo de un mes y se concederá audiencia durante 15 días a la junta de compensación, las promotoras Edicasla y Mantuano Galicia y Adif, así como a los propietarios de los pisos construidos.

Los edificios afectados por la sentencia son tres promovidos por Edicalsa bajo el nombre Residencial Costa Mariña.

La aprobación de este acuerdo, que se publicó ayer en el Boletín Oficial de la Provincia, llega después de que la constructora de uno de los bloques de esta urbanización, Mantuano Galicia, reclamase 558.000 euros de indemnización al Concello por la demora en conceder la licencia de primera ocupación para su edificio de 18 viviendas y 6 despachos. En su reclamación, la promotora criticaba que el Concello hubiese denegado su petición en 2014 "sin base ninguna ni fundamentación jurídica" e incidía en que la Justicia reconoció su derecho y obligó en 2016 al Consistorio a conceder el permiso. "La sentencia adquirió firmeza el 6 de enero de 2016 y, a pesar de ello, ustedes no concedieron la licencia de primera ocupación hasta meses posteriores", denunciaban los responsables de la inmobiliaria en su escrito. De momento no ha transcendido la respuesta del Ayuntamiento a esta reclamación, aunque todo apunta a que serán los tribunales los que se pronuncien sobre su procedencia.

El desarrollo de este polígono dio pie a numerosos procesos judiciales. Al que anuló el acuerdo de aprobación del proyecto de compensación hay que sumar otro que denegó a la administración concursal de Edicalsa su solicitud de reducir la zona límite de edificación en un tramo de la línea Betanzos-Ferrol.

El acuerdo que ha adoptado ahora el Concello permite subsanar una de las anomalías que motivaron la anulación del proyecto de compensación, la de obviar las alegaciones de Adif y aprobar definitivamente el plan sin pronunciarse sobre las mismas. El Concello obvió además un recurso posterior de Adif en el que aportaba documentos para probar que era titular de 1.800 metros cuadrados del ámbito. Las partes implicadas disponen ahora de un mes para realizar sus sugerencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es