05 de abril de 2019
05.04.2019

La APLU reduce a la mitad los derribos de construcciones ilegales en la comarca

Solo hubo cinco demoliciones en 2018 frente a las nueve del año anterior, el nivel más bajo del último lustro || Fueron en Oleiros, Sada, Cambre, Cerceda y A Laracha

04.04.2019 | 22:32
Vivienda demolida en Cambre por la APLU en 2018 por construirse en suelo especialmente protegido.

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) de Galicia ejecutó el año pasado un total de 210 reposiciones de la legalidad (75 en la provincia de A Coruña), cinco más que en 2017. Desde 2019 estas ejecuciones no han dejado de aumentar año tras año pero en la comarca de A Coruña en el último lustro no ha dejado de descender el número de inmuebles demolidos por este organismo de la Xunta para eliminar construcciones ilegales, la mayoría por levantarse en suelo rústico. En 2018 hubo en total cinco derribos en la comarca de A Coruña, casi la mitad que el año anterior con nueve. El número ha bajado de forma continua desde las doce demoliciones de 2014.

El año pasado se demolieron construcciones en Oleiros, Cambre, Sada, A Laracha y Cerceda, todas en suelo rústico excepto en el caso de A Laracha: la reposición de la legalidad fue tirar abajo un chiringuito de helados que llevaba tiempo al borde de la playa, en zona de servidumbre de dominio público marítimo terrestre.

En el caso de Cambre se demolió una vivienda, con expediente abierto desde 2015, que se construyó en suelo no urbanizable especialmente protegido. Era una casa terminada, con galería, cuando la mayoría que se derriba son estructuras o galpones. Es el caso de Oleiros, donde la Aplu se deshizo de una vivienda prefabricada en suelo de protección de espacios naturales, una caseta de obra convertida en vivienda y cuyos propietarios anexionaron en la parcela otras construcciones más que precarias, una especie de alpendres construidos con plásticos, maderas y chapas.

En Sada se demolió una vivienda casi terminada. Tenía la estructura de ladrillo y el tejado y ya tenía ventana en la buhardilla. Con bajo, una planta y bajocubierta, fue hecha añicos tras una resolución ya del año 2013, por estar construida en suelo no urbanizable. También tenía una construcción auxiliar.

En el caso de Cerceda se demolió una estructura que eran solo vigas y un tejado, una construcción de planta baja, levantada en suelo no urbanizable.

En total se demolieron 21 construcciones en la provincia en expedientes de reposición de la legalidad. Oleiros, Sada y Cambre son los concellos que todos los años figuran en estos listados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es