25 de abril de 2019
25.04.2019
José Ramón Amado

Concejal de Obras de Arteixo, que deja la política

"O vuelvo a mi mundo o me tengo que profesionalizar en política"

"Me marcho porque el proyecto ya está encaminado y en las manos correctas"

24.04.2019 | 20:44
José Ramón Amado.

El concejal de Obras, José Ramón Amado, acaba de anunciar que renuncia a formar parte de las lista del PP en las municipales. Este edil, que es uno de los hombres fuertes del Gobierno local de Carlos Calvelo y que asumió los servicios de agua y basura, considera que ha terminado su ciclo en política, aunque no se arrepiente de haber decidido ser concejal.

¿Por qué se marcha?

Me marcho porque creo que ya he cumplido un objetivo de servir ocho años a una candidatura e iniciar un proyecto. El proyecto ya está encaminado y en las manos correctas. Entré para ayudar y los objetivos ya están conseguidos en una manera muy importante. Yo era empresario y tengo que intentar retomar mi actividad porque los años van pasando. O bien vuelvo a mi mundo o me tengo que profesionalizar en política.

¿Ha cumplido sus objetivos?

Nunca se dejan cumplidos los objetivos al 100%. Lo más importante lo hemos hecho. Hemos recuperado la autonomía del Ayuntamiento de Arteixo para la toma de decisiones del futuro. En eso me refiero a la municipalización del servicio de aguas y basura. Y a sacar proyectos importantes para integrar el Arteixo del futuro. Hablamos de recuperar el polígono de Sabón, conexiones de agua del abastecimiento del puerto exterior y Sabón y están redirigidos los trabajos para el polígono de Morás gracias a Xestur. El futuro de Arteixo está blindado y garantizado.

¿Algo pendiente?

Hay dos cosas que me dan mucha pena. No haber aprobado definitivamente el inventario de bienes. Reconozco parte de mi error, pero hay circunstancias que me han llevado a no poder hacerlo. Es vital que la nueva Corporación lo apruebe. No se pudo aprobar porque las personas que tienen que resolver las alegaciones no están. La aprobación inicial se informó por dos técnicos que ya están jubilados. Los nuevos técnicos que entraron se han marchado. La secretaria municipal también ha cambiado. Después hay otro tema, que son los protocolos de comunicación en la gestión de los avisos y de las incidencias entre los vecinos y la Administración. Mi gran apuesta era un software de gestión y no se llegó a hacer.

De estos ocho años, ¿cuál ha sido su mejor momento?

Yo cambiaría la pregunta: ¿qué ha sido lo más importante de haber sido concejal de Obras? Reconocer el cariño que la gente de Arteixo, sobre todo Loureda, tiene a la figura de mi padre, que murió en el año 94. Es lo más gratificante de haber sido concejal. Después hay obras que me gustan más o menos. Me siento orgulloso de cómo hemos dejado los colegios. Hay una parte importante que quiero destacar, que es el trabajo de muchos funcionarios. Tengo un recuerdo especial para dos personas: una es Antonio Hermida y otra es María Esther Álvarez, que era la secretaria municipal, que ahora está en la Diputación de Lugo. Pero como ellos, otros muchos funcionarios. La plantilla del Ayuntamiento que me ha tocado gestionar está implicada en el día a día. El concejal saca las cosas gracias a un equipo. También quiero destacar haber participado en Edar Bens.

¿Y lo menos gratificante?

La lucha contra la burocracia. Tenemos un exceso que no te permite dar una respuesta inmediata al vecino. Pongo un ejemplo: el pleno solicitó varias carreteras a la Diputación y no contestaron. El vecino para hacer una acometida tiene que soportar la burocracia.

Adquirió fama cuando se difundió un vídeo en el que se le veía recogiendo basura de fuera de los contenedores de noche, ¿por qué lo hacía?

Empezamos el servicio con menos del 50% del personal. Estábamos detectando los fallos del sistema. A veces se nos acusa a los políticos de que no seguimos las obras. Cualquiera que me conozca sabe que iba a las obras todas, que voy a los servicios... Yo no podré criticar un servicio si no lo conozco. Dentro de esa revisión entra que si ves cosas fuera del contenedor, no las vas a dejar fuera.

Sabiendo lo qué sabe ahora, ¿repetiría como concejal?

Sí. Hay una cosa que la gente se tiene que dar cuenta. Participar en política es bueno y la gente debería hacerlo más. No es malo, pero desde el respeto. Nadie está en posesión de la verdad ideológica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es