02 de junio de 2019
02.06.2019

Así acaba Oleiros el mandato

Las estadísticas destacan su menor deuda, su elevado superávit, la bajada del desempleo y la subida de compraventa de vivienda

01.06.2019 | 22:41
Así acaba Oleiros el mandato

Las principales magnitudes económicas que muestran las estadísticas elaboradas por diferentes administraciones y organismos muestran que Oleiros, en estos últimos cuatro años, ha tenido una evolución positiva. Su población ha aumentado en unos mil habitantes entre 2015 y 2019, el desempleo ha bajado, el presupuesto de este años supera en cuatro millones al del inicio del mandato su deuda es casi inexistente.

Los indicadores económicos dejan patente que la recuperación en el empleo: el paro bajó casi un 30% (comparando abril de 2019 con abril de 2015). Donde más se redujo fue precisamente en el sector de la construcción, donde de los 253 desempleados se pasó a los 132 actuales. Siguiendo con la economía ligada al ladrillo, el precio de la vivienda libre ha experimentado un incremento del 16,6% en estos cuatro años. Pero aún ha aumentado más el número de transacciones inmobiliarias, las compraventas de viviendas.

Si en 2015 se registraron 232 compraventas, al acabar el año 2018 (el último con datos disponibles del Ministerio de Fomento) la cifra era de 401, casi el doble (un incremento del 72,8%). Las transacciones de vivienda nueva son muy reducidas, la inmensa mayoría son operaciones con vivienda de segunda mano (por ejemplo, en 2018, fueron 380 las ventas de vivienda usada, la práctica totalidad).

Oleiros ha revalidado de nuevo esta semana, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), su título como municipio más rico de Galicia y entre los primeros del estado. La renta per cápita ahora está en 15.333 euros, frente a los 14.850 de 2015, un aumento del 3,2%.

El crecimiento más notable se ha experimentado en el superávit. El Ayuntamiento en 2015 anunció un superávit del ejercicio anterior de 1,7 millones y hace unos días dio a conocer el del año pasado, con 7,3 millones, una subida del 329,4%. Aunque superávit se asocia a algo bueno, no hay déficit, también implica que no se ha gastado, no se ha invertido tanto. La inversión real por habitante en el presupuesto de 2015 era de 4,6 millones y la prevista para 2019 es de 5,7 millones, solo un millón más que hace cuatro años.

Los ingresos de las arcas municipales por el cobro de tasas e impuestos ha subido en un millón de euros mientras que los gastos de personal, trabajadores del Concello, también se ha incrementado de forma similar, un millón más de euros que hace cuatro años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es