03 de julio de 2019
03.07.2019
La Opinión de A Coruña
Javier Rodríguez

Secretario de la Asociación de Veciños Afectados por Infraestruturas de Cambre

"La gestión del proyecto de la vía ártabra es demencial"

"Nadie se ha sentado con Audasa a negociar la conexión sin peaje. Ahora hay una presión muy grande por liberar de coches Oleiros"

02.07.2019 | 22:06
El secretario de la asociación.

¿Por qué rechazan el trazado de la Xunta para la ártabra?

La asociación apoya absolutamente un trazado de vía ártabra pero después de 15 años sobre el terreno creo que tenemos cierta legitimidad para opinar y en 2004 presentamos una alternativa más eficiente, mas corta, más barata, con menor impacto en cuanto a viviendas destruidas y cumpliendo las pendientes que exigía la ley. Y desde entonces hemos venido defendiendo un trazado racional. A pesar de que el Ayuntamiento de Cambre propuso el de la asociación como el mejor, después de que una consultora externa lo ratificara, la Xunta se inventó una desviación adicional que es la que actualmente estamos discutiendo, la de A Gándara. Con esa no estamos en absoluto de acuerdo.

¿Qué tiene de malo?

El trazado de la Xunta parte de muchas modificaciones sobre el inicial, hasta el punto de que ahora lo que nos están diciendo es que no garantizan que la ártabra llegue hasta la autovía A-6, de manera que tiene toda la pinta de que va a limitarse a ser una conexión entre Nacional VI y autopista AP-9, de manera que las bases sobre las que se hizo este proyecto, de conexión social, territorial, en malla para el desarrollo comercial y empresarial de la zona, desaparece. Se queda en una mejora de las conexiones de entrada y salida a A Coruña y a los municipios del norte, fundamentalmente Oleiros.

Tienen el apoyo de los grupos del Parlamento gallego menos el PP. Confían en que las iniciativas conjuntas den fruto?

Recurrimos a los grupos para explicar que esto no es un problema del municipio de Cambre. Tienen un impacto en el área metropolitana. Tiene que haber un entramado de comunicaciones que no obligue a ir por A Coruña, sino que distribuya. Es una herramienta de cohesión y de dinamización para territorios menos favorecidos. La idea es que los grupos nos ayuden a transmitir el impacto real que la vía ártabra puede tener en sentido positivo o muy negativo para todo el área metropolitana.

¿Cuál sería el muy negativo?

El que está proponiendo la Xunta: que se concentre todavía más todo el tráfico a través de la autopista de peaje. Es una cosa un poco extraña: hacer una superinfraestructura millonaria, de más de 120 millones el coste total, para conducir todo el tráfico a una autovía privada, de Audasa. Y lo que va a producir es que el tráfico va a colapsar ese trozo de autopista. Y no lo digo yo, lo ha dicho Audasa, que a pesar de que la Xunta ha licitado las obras, no ha autorizado la conexión porque está pendiente de negociación. Estima 10.000 coches adicionales cada día en la autopista. Ha exigido que se amplíen carriles desde Cambre y Culleredo hasta A Coruña. Nuestra duda es cómo se va a financiar esa obra que ya exige Audasa.

¿Qué opciones ven?

En otros tramos se ha financiado con ampliaciones de la concesión. Y esto tiene que ver con la tendencia estatal: nueve autopistas dejan de ser de peaje y curiosamente en nuestra Autopista del Atlántico hasta 2048 vamos a estar pagando peaje. Pero como hagan esta obra y se financie con arreglo a ampliar la concesión, podemos hablar de que todo el siglo XXI vamos a estar pagando peajes los coruñeses, cuando en el resto de España se están abandonando y en Vigo y Santiago se puede rodear la ciudad sin pagar peajes.

¿Qué solución verían justa?

Tendría todo el sentido que el peaje se terminase en Guísamo y el tramo de Guísamo a A Coruña fuese gratuito, que se cediese ese tramo como una carretera de la Xunta. Podría ser un primer paso de la transferencia de la AP-9 y tendría toda la coherencia con lo hecho en Santiago y Vigo.

¿Por qué cree que la Xunta no lo hace y que prefiere el trazado por A Gándara?

Me estoy mordiendo la lengua... Creo que hay una situación derivada de no haber hecho los deberes durante muchos años. El diseño lleva sobre la mesa desde 2004, pero nadie se ha sentado a negociar con Audasa una conexión sin peajes. Ahora hay una presión muy grande por liberar de coches Oleiros y lo tienen que hacer rápido. Como no hay negociación, lo mejor es bajar los brazos y decir: "De acuerdo, que haya peaje". Y desviar de Cuatro Caminos a A Gándara, con el pequeño detalle de que supone arrasar un espacio natural de valor indiscutible.

¿Qué valor tiene el humedal de A Gándara?

Hay que recordar que allí existen hábitats de interés comunitaria, con especies de flora y fauna de interés para la conservación. Esto lo reconoce la UE, no lo decimos nosotros. Es una zona tampón del LIC de Cecebre. La Xunta, según a qué puerta llames, te dice que no tiene importancia o que tiene mucha y hay que conservarlo. Y van a canalizar el río Gándara 250 metros y un afluente durante 400 y a destruir cinco hectáreas de bosque autóctono. Es especialmente curioso cuando por un lado la Dirección Xeral da Natureza dice esto pero a través de institutos de estudios del territorio, el programa de estrategia de infraestructura verde específicamente seleccionó el humedal de A Gándara como uno de los corredores importantes de Galicia.

¿Tendrán efecto las iniciativas conjuntas en el Parlamento gallego y la UE ahora que la Xunta ya ha contratado la primera fase?

No sé si la gente es consciente de que se ha contratado un trozo sin haber permiso de conexión del final. Tenemos el riesgo de que a lo largo de un kilómetro se levante una infraestructura de 10 metros de altura que de repente tenga que pararse porque la segunda fase no tenga autorización, y se quedará sin utilidad. Será un monumento al despropósito.

¿Qué pueden conseguir?

En primer lugar, que se conozca que esto es una manera de gestionar el proyecto demencial. Trasladar las iniciativas al Parlamento europeo, porque no somos cuatro vecinos que hablamos de las carreteras de Cambre, hablamos de las del área. Si tiene que pasar sobre nuestras casas,que pase, que nos lo expliquen y pase, porque la ártabra es necesaria. Pero hay un despropósito tras otro. Se tiene que exigir explicaciones. Esto no puede hacerse sin dar explicaciones, porque es una barbaridad.

¿Qué les dice la Xunta?

No nos reciben ni las tres consellerías implicadas ni el presidente, que era conselleiro de Infraestruturas cuando se aprobó el plan viario sectorial de 2004. Y las respuestas a la Valedora do Pobo presentan contradicciones importantísimas. Nos tratan como al enemigo. Nos van a tirar nuestras casas. ¿No es normal que preguntemos?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es