16 de julio de 2019
16.07.2019

La inscripción de la demanda de Meirás en el registro dificulta la venta del pazo

El juzgado acepta la medida cautelar, solicitada por el Estado, que pleitea para que el edificio y la finca sean públicos || Los Franco los tienen a la venta por ocho millones

15.07.2019 | 22:58
Pazo de Meirás, ubicado en el municipio de Sada.

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña decidió el pasado 12 de julio la anotación preventiva en el Registro de la Propiedad de la demanda presentada por la Abogacía del Estado contra la familia Franco por la propiedad del Pazo de Meirás, según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. La resolución es consecuencia de las medidas cautelares que habían sido solicitadas en la demanda, instruida por este juzgado, en la que el Estado reclama a los herederos de Francisco Franco la devolución del Pazo de Meirás al considerar que se produjo un fraude en su adquisición mediante una venta simulada.

La anotación de la demanda en el registro supone una dificultad para la venta del pazo, que los Franco intentan a través de una empresa inmobiliaria especializada en propiedades de lujo. La presencia de esa referencia en la inscripción registral de la propiedad representa una advertencia a los posibles interesados de la adquisición del edificio, ya que cabe la posibilidad de que la Administración se haga con él si demuestra ante los tribunales que la forma en la que el dictador se hizo con la finca fue ilegal.

La familia Franco decidió recurrir en febrero de 2018 a una agencia inmobiliaria de Cantabria, Mikeli, para poner a la venta el Pazo de Meirás, que figura en su página web con un precio de ocho millones de euros. En los meses siguientes no se conoció la existencia de ofertas por la propiedad, aunque sí se supo que el nieto del dictador, Francisco Franco Martínez-Bordiú, vendió la parte de la finca que le pertenece a una empresa suya, Pristina SL.

Pero el Pazo de Meirás está catalogado como Bien de Interés Cultural, lo que permite a Xunta ejercer el derecho de tanteo y retracto para igualar una posible oferta y de adquirir la propiedad de forma preferente. Esto obligaría a que el Gobierno gallego fuese informado de cualquier intento de comprar el pazo, aunque hasta el pasado mes de abril, cuando la inmobiliaria retiró el anuncio de venta sin dar explicaciones sobre esta decisión, la Xunta desconocía la existencia de propuestas de compra. El pazo vuelve a estar a la venta en la web de la inmobiliaria.

El Gobierno central presentó el pasado miércoles en A Coruña una demanda que reclama a la familia Franco la devolución del Pazo de Meirás y en la que los abogados del Estado exponen que los herederos de Emilia Pardo Bazán vendieron la propiedad dos veces. Un acta de 1938 que era desconocida establece esa venta mediante un acuerdo adoptado ante notario en el despacho del gobernador civil de la época, por lo que el contrato de venta a Franco que se realizó tres años después con Pedro Barrié de la Maza como su representante y que era el único del que se tenía conocimiento habría sido "fraudulento", según la demanda, porque en ese momento ya era propiedad del jefe del Estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 



Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es