25 de agosto de 2019
25.08.2019

La cascada que divide Arteixo y A Laracha

La frontera entre los dos municipios está establecida en el Rego de Alvite, que cae directamente al mar por un acantilado

24.08.2019 | 21:29
Cascada de Augacae, que marca el límite entre los municipios de Arteixo y A Laracha.

La cascada de O Ézaro es la más conocida de Galicia, pero no hay que irse tan lejos para encontrar otra que desemboque directamente al mar. Se trata de Augacae, donde termina el Rego de Alvite. La peculiaridad de este caso es que marca la frontera administrativa entre los municipios de Arteixo y A Laracha.

El pequeño cauce fluvial desemboca en la ensenada de Lourido. Fuentes del Concello arteixán relatan que se trata de un "sitio muy singular" y que este regato se usó para delimitar la frontera "siglos atrás", ya que entonces se usaban accidentes geográficos para marcar las parroquias. Cuando hay bajamar, los visitantes pueden descender a las rocas para ver completamente la cascada.

Pegado al cauce fluvial, se encuentran los restos de un antiguo molino, del que se conservan parte de las paredes. Hace más de medio siglo esta estructura servía de referencia para barcos perdidos, según indican fuentes del Concello. También señalan que los pescadores de la zona bromeaban sobre el hecho de que el río establece la frontera.

Para llegar a esta cascada hay que hacerlo por un camino que empieza en el núcleo de Xermaña, en el lado larachés. En la parte de Arteixo, el camino está completamente impracticable debido a la presencia de vegetación.

Las cuadrillas medioambientales del Concello de A Laracha han realizado recientemente el acondicionamiento de las dos sendas peatonales creadas y señalizadas en los conocidos como caminos de Anobos y de Augacae, ambos protegidos por la Red Natura 2000 y situados en el litoral de Caión, entre la zona conocida como Fontefría y el límite del término municipal de Arteixo. La actuación realizada por las cuadrillas afecta a cinco kilómetros lineales en los que se han acometido los trabajos de limpieza para facilitar el tránsito a pie por estos caminos. El Ejecutivo larachés destacó que en esta zona se pueden "disfrutar de los paisajes" costeros.

En la frontera entre A Laracha y Arteixo también hay otro hito, pero ya lejos de la costa. Se trata del menhir de Erboedo, una piedra que marca el límite administrativo de los dos concellos y que está cercana al campo de golf de Larín.

El Gobierno local arteixán promueve desde hace años rutas de turismo para que los visitantes descubran lugares como Augacae y todo el litoral, en el que abundan las playas. También ha realizado otras actividades como excursiones para conocer curiosidades geológicas del municipio y salidas por diferentes parroquias para dar a conocer el patrimonio.Un punto en el que destaca el concello arteixán es en el número de iglesias románicas: tiene la de San Estevo de Morás, Santa Mariña de Lañas o San Tomé de Monteagudo. También está la de Pastoriza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es