23 de septiembre de 2019
23.09.2019

El PSOE de Cerceda boicotea el pleno que pidió la oposición para forzar la salida de Liñares

Utiliza su mayoría para declarar improcedente el acuerdo hasta que se resuelva el recurso por supuesta vulneración de los derechos fundamentales

23.09.2019 | 11:35

El PSOE de Cerceda se valió hoy de su mayoría absoluta para aprobar un acuerdo distinto al que PP y BNG habían incluido en la convocatoria extraordinaria que forzaron y que perseguía básicamente dar cuenta de la sentencia que condena al alcalde, José García Liñares, a ocho años de inhabilitación y, consecuentemente, decretar su incompatibilidad sobrevenida para continuar en la Alcaldía dado que la ley electoral establece que una condena de inhabilitación, aunque no sea firme, es incompatible con su cargo.

En una nueva maniobra para dilatar su salida hasta que se pronuncie la Audiencia Provincial, el regidor enmendó esta propuesta de la oposición, que sustituyó por otra que pasaba por decretar la improcedencia del punto propuesto por PP y BNG por "identidad sustancial" con el aprobado por el pleno el pasado 23 de agosto, en el que el PSOE había dado cuenta de la sentencia que inhabilita a Liñares y aprobado dar un plazo de diez días para que dimitiese por incompatibilidad sobrevenida, pero abriendo la posibilidad a que su salida quedase en suspenso por la presentación de un recurso contencioso contra ese acuerdo plenario.

En un madrugador pleno que se celebró hoy las ocho de la mañana, Liñares defendió que había presentado un recurso contencioso administrativo contra el acuerdo del 23 de agosto, que paradójicamente se aprobó con los únicos votos de su partido. El regidor adujo que podía permanecer en el cargo hasta que se resolviese este recurso por supuesta vulneración de sus derechos fundamentales e insistió en su derecho a mantenerse en la Alcaldía hasta ser inhabilitado por sentencia firme.

La oposición asistió con incredulidad a la última vuelta de tuerca del PSOE para mantener a Liñares en el cargo. El portavoz del PP, José Francisco Santos, afeó al alcalde sus maniobras dilatorias, criticó que pretenda recurrir ahora en los juzgados un acuerdo del pleno que fue aprobado por los únicos votos de su partido y denunció la falta de un informe técnico que dictame la "identidad sustancial" a que se aferró al PSOE para retirar del orden del día el punto incluido por la oposición.

El PP acusó además a Liñares de omitir en el expediente que envió al juzgado el hecho de que el acuerdo que recurre había sido aprobado con sus votos, con lo que incumpliría la ley de bases de régimen local, que establece que solo están legitimados para recurrir por la vía judicial los acuerdos plenarios los concejales que hubiesen votado en contra de los mismos. La formación acusó al PSOE de retirar del expediente un informe de Secretaría que advertiría precisamente de esa falta de legitimación.

El portavoz del BNG, Alberto Sánchez Regueiro, instó al alcalde a "dejar de marear la perdiz" y leyó en pleno una resolución del Tribunal Supremo que considera incompatible con la condición de concejal la condena por sentencia, "aunque no sea firme", por delitos contra la Administración Pública.

Ninguno de los argumentos de la oposición hizo que el PSOE se replantease su voto. Los siete ediles socialistas votaron a favor de declarar improcedente el punto incluido por la oposición y el alcalde dio por finalizada la sesión. Al término del pleno y a consulta de los medios, avanzó su intención de pleitear hasta el final la ley electoral que obliga a dimitir a los cargos públicos inhabilitados aunque la sentencia no sea firme. "Voy en contra de esa ley", afirmó rotundo. Y se encogió de hombros al advertirle de queesa ley había sido aprobada por su partido. "Y por el PP", apostiló este veterano socialista antes de abandonar el salón de plenos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es