09 de octubre de 2019
09.10.2019
La Opinión de A Coruña

Oleiros se pasa a la biomasa

El Concello inició en 2015 su transición energética para eliminar propano y gasoil y ahora también el gas natural || La piscina de la capital será la próxima en ser renovada

08.10.2019 | 21:26
Edificio de la piscina municipal de la capital oleirense.

Un combustible más barato y que contamine menos. Es lo que quiere el Ayuntamiento de Oleiros y hace unos cuatro años que inició la transición energética mediante la eliminación de calderas de gasoil, sistemas de propano y ahora también elimina el gas natural. La última renovación es en la piscina de la capital municipal, en la zona de A Covada, donde acaba de licitar por 100.000 euros (sin IVA) la instalación de un sistema de biomasa. Ahora en este complejo deportivo que incluye también gimnasios se utilizan calderas de gas natural para calentar el agua.

El Ejecutivo local, además de apostar por las energías renovables (para las que existen subvenciones públicas, otra ventaja) quiere un sistema que tenga mayor vida útil y que abarate los costes de explotación. La actual sala de calderas de la piscina está en el sótano, accesible desde el interior. Con la obra que se saca a contratación se prevé ubicar la sala de calderas en la parte trasera en un edificio anexo y con entrada desde fuera. Se instalarán calderas de 128 kilovatios de potencia. Se pondrán dos silos textiles.

En 2015 el Ayuntamiento instaló una caldera de biomasa para agua caliente y calefacción en la propia Casa Consistorial y con el cálculo de ahorrar al año más del 60%. Después se instaló caldera de biomasa, que utiliza pellets, en la piscina municipal de Perillo y en 2017 se hizo lo mismo en el campo de fútbol de Iñás para los vestuarios.

También se optó por la caldera de biomasa para el colegio Juana de Vega de Nós (de titularidad autonómica pero con el mantenimiento a cargo del Concello).

El pellet es serrín de madera comprimido pero también se puede utilizar restos de podas, por ejemplo. Ahora mismo la escuela infantil de A Pardela es el único edificio municipal que aún usa gas propano pero hace cuatro años también se utilizaba en la biblioteca Rialeda y en el pazo de Arenaza. Pero en Oleiros aún hay una veintena de inmuebles que usan gas natural y ocho que aún hoy funcionan con gasoil, la mayoría colegios. Se trata de los centros educativos Valle Inclán y la casa del conserje, A Rabadeira, Luis Seoane de Canide y Parga Pondal de Santa Cruz. Además, también usa este combustible la nave municipal de servicios y la biblioteca de A Pía.

Oleiros también se inició en la energía solar con la instalación en 2015 de captadores solares para generar agua caliente en el campo de fútbol de Montrove.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es