12 de octubre de 2019
12.10.2019

Oleiros exige a Fomento la reapertura del cruce de Sol y Mar, cerrado desde 2017

El alcalde reclama la retirada de las vallas que impiden a los conductores girar a la izquierda al no haber novedades sobre la contratación del paso subterráneo

11.10.2019 | 19:02
Cruce de Sol y Mar, en Perillo.

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, exige al Ministerio de Fomento la reapertura del cruce de Sol y Mar, ubicado en Perillo, "de inmediato" después de que no haya habido noticias de que la obra del paseo subterráneo vaya a salir a concurso público. "Que saquen todo aquello y repongan los semáforos", afirmó en una emisora de radio local. Desde hace casi dos años los conductores no pueden girar a la izquierda en esta intersección. Desde entonces unas barreras rojas y blancas, denominadas New Jersey, impiden que los vehículos puedan realizar esta maniobra.

García Seoane considera "indignante" que el Gobierno central siga sin sacar a contratación la obra del paso subterráneo en Sol y Mar pese a tener una partida presupuestaria para ejecutar esta actuación. Ante la falta de noticias por parte de Fomento, el regidor exige la reapertura del cruce. "No voy a permitir más tiempo esas vallas en la carretera", indicó. Argumentó que actualmente los vecinos tienen que ir a "A Coruña a dar la vuelta para ir a San Pedro". Calificó la situación de "muy grave".

El giro a izquierda no se puede realizar desde noviembre de 2017, cuando el Ministerio de Fomento dio orden a unos operarios de colocar estas vallas para anular la rotonda provisional que se pintó en esta intersección para intentar paliar los problemas de circulación derivados del inicio de la obra del sifón. Esta solución fracasó y generó importantes retenciones.

Con la colocación de las barreras, la avenida (oficialmente denominada AC-12) en el cruce de Perillo se quedó con dos carriles de salida y dos de entrada sin ningún desvío ni parada, al eliminar el giro a la izquierda hacia Montrove.

Los conductores que quieren coger esta dirección tienen que ir hasta la altura de las instalaciones de Tráfico y efectuar allí el cambio de sentido o ir a la rotonda del puente de A Pasaxe, pero ya en el lado de A Coruña.

Uno de los problemas que denunciaron los vecinos de Perillo tras el cierre de Sol y Mar es que la calle Pombal se convirtió en un atajo que emplean muchos conductores. Recientemente el Concello ha anunciado varias cambios de sentido en las calles. García Seoane aseguró que previsiblemente a partir del 21 de este mes estará instalada ya la señalización y que también se van a enviar cartas a los vecinos con mapas que mostrarán los sentidos de la circulación. Pero además el regidor anunció que se otorgarán "tarjetas de residentes a los vecinos".

Ejecución de las pasarelas

El alcalde oleirense también criticó la lentitud del Ministerio de Fomento para construir las dos pasarelas peatonales existentes en la zona de los concesionarios. "Llevan un año y poco contratadas", señaló.

El departamento estatal ejecuta estos pasos elevados al detectar que muchos peatones cruzaban irregularmente por la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es