23 de octubre de 2019
23.10.2019
La Opinión de A Coruña

Investigan el incendio que quemó una nave y dejó pérdidas que rondan los tres millones

El fuego destruyó las instalaciones de Fercar Europa, que tiene nueve empleados en plantilla || Urbanismo descarta daños estructurales en los negocios colindantes

22.10.2019 | 21:06
Investigan el incendio que quemó una nave y dejó pérdidas que rondan los tres millones

El propietario de Fercar Europa cifra en tres millones las pérdidas provocadas por el voraz incendio que calcinó de madrugada las instalaciones de esta empresa de Piadela dedicada a la fabricación y venta de maquinaria y herramientas para la automoción. El dueño de la nave, Fernando Durán, siguió durante toda la noche las labores de extinción y continuaba en el lugar por la mañana visiblemente afectado.

Las llamas se declararon alrededor de las 23.30 horas, cinco horas después del cierre. Preguntado por las causas del incendio, el responsable de este negocio apuntó a un posible cortocircuito. Se trata solo de una hipótesis, dado que el origen de las llamas sigue sin esclarecerse. La Policía Judicial se desplazó de madrugada a la zona y ha abierto una investigación para determinar el origen.

El futuro de esta empresa del polígono de Piadela que comenzó su andadura en 2002 está en el aire. "Es muy pronto para decir nada, supongo que habrá que hacer un ERE y esperar", explica el propietario, que apuntó a la posibilidad de trasladar la actividad a una nave de la empresa en el polígono de Coirós.

Los trabajadores de Fercar siguieron durante toda la madrugada las labores de extinción. Los nueve empleados, muchos de ellos con 15 años de antigüedad en la empresa, afirmaban sentirse "en shock". "Ahora mismo vendemos humo, la nave de Coirós está vacía", lamentaba uno de ellos.

"DURA NOCHE" EN PIADELA

La extinción del incendio llevó más de diez horas y movilizó a tres parques de bomberos, Betanzos, Arteixo y Ordes, y a Protección Civil de Betanzos. La rápida intervención de los efectivos evitó que el fuego se propagase a las naves colindantes, dedicadas a la pintura y elaboración de alcohol.

"Fue una noche bastante dura", reconocían ayer desde el parque de Betanzos. Los bomberos se afanaron para evitar que las llamas se propagasen a otras empresas y lograron controlar las llamas alrededor de las tres de la madrugada, aunque las labores de extinción y refrigeración se prolongaron toda la mañana. Dedicaron a las labores de extinción más de 50.000 litros de agua.

La alcaldesa de Betanzos, María Barral, y el edil de Urbanismo, Andrés Hermida, se desplazaron a la zona de madrugada. Por la mañana, la regidora agradeció públicamente el trabajo y buena coordinación de los efectivos contraincendios y expresó su apoyo a los trabajadores. Técnicos de Urbanismo han descartado daños estructurales en las naves colindantes con la de Fercar, aunque esta última deberá ser demolida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es