30 de octubre de 2019
30.10.2019
La Opinión de A Coruña

Arteixo propone que el acceso a Vío sea a través de la AG-55 tras suprimirse el peaje

El polígono privado, de Jove y Collazo, está situado a 200 metros || Calvelo defiende que deben ser los promotores del parque empresarial los que paguen la entrada

29.10.2019 | 21:07
Vista del peaje de Pastoriza, en la AG-55, situado a pocos metros del polígono de Vío.

El Concello de Arteixo defiende que la propuesta para suprimir el peaje de Pastoriza, en la AG-55, frente a la construcción de la cuarta ronda proyectada por Fomento será beneficiosa para todos los polígonos industriales arteixanos y coruñeses, ya que verían "mejoradas sus comunicaciones" con el puerto de Langosteira. Incluso va más allá y propone que el acceso principal al aún vacío polígono privado de Vío, promovido por los empresarios José Collazo y Manuel Jove, sea a través de la propia autopista. La distancia apenas sería de 200 metros.

El alcalde, Carlos Calvelo, explica que "si la preocupación de A Coruña" es este parque empresarial, "la entrada natural" es por la autopista, a muy poca distancia. "Es una conexión mucho más fácil y económica", afirma. También explica que el coste de esta obra lo deben asumir los promotores.

La respuesta de Calvelo llega después de que el Gobierno local coruñés saliese la pasada semana en defensa del proyecto de la "cuarta ronda", la vía bautizada por el PP en 2014 y que unirá la autovía del puerto de Langosteira con la tercera ronda. La alcaldesa, Inés Rey, aseguró que no va a renunciará esta infraestructura, que considera "clave". Estuvo respaldada por los responsables de los polígonos empresariales de A Grela, Pocomaco y Vío. Los representantes de estos polígonos fueron recibidos ayer por el delegado del Gobierno, Javier Losada.

La Xunta y el Concello de Arteixo hicieron pública la pasada semana una propuesta que remitieron al Ministerio de Fomento para suprimir el peaje de Pastoriza, en la AG-55. Esta iniciativa supondría que el Gobierno central debería abonar una indemnización de 19 millones de euros. Las dos administraciones públicas gallegas piden que no se realice la prolongación del acceso a Langosteira, con un coste estimado de 27 millones de euros, y se destinen esos fondos al peaje.

El proyecto del Ministerio de Fomento consiste en la construcción de una carretera convencional (con un carril por sentido) de 2,9 kilómetros de longitud que enlazaría el actual acceso al puerto de Langosteira con la tercera ronda en la zona de As Rañas. El vial discurre en paralelo al polígono privado de Vío, promovido por los empresarios José Collazo y Manuel Jove. A pocos metros de la nueva vía se sitúa un desarrollo urbanístico para ubicar un nuevo polígono industrial, bautizado como Ciudad de la Tecnología, que también está impulsado por los promotores del parque empresarial de Vío.

El proyecto diseñado por Fomento no incluye ningún nuevo acceso en todo su recorrido. Desembocaría en la tercera ronda, donde los vehículos deberían usar la entrada ya existente en Pocomaco. El departamento estatal indicó que no le corresponde "el estudio de accesos a áreas industriales, que deberían ser analizadas y financiadas por otros organismos". El entronque entre el nuevo vial y la tercera ronda solo incluye los movimientos entre Langosteira y la A-6, es decir, no habrá conexión directa para dirigirse hacia la rotonda de Lonzas.

El Concello de Arteixo ha llevado el trazado propuesto por el Gobierno central ante la Audiencia Nacional, que debe dictar sentencia sobre el caso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es