09 de enero de 2020
09.01.2020

La Xunta inspecciona el estado de los alevines de Isidro 1952 en Lorbé

Dice que "a priori" los besugos de la empresa, en preconcurso, están bien, pero los trabajadores dicen que llevan meses sin comer

08.01.2020 | 21:56
Embarcación de Gardacostas de la Xunta, ayer en el puerto de Lorbé.

Vecinos y marineros aseguran que hace mucho tiempo que nadie les lleva de comer a los alevines de la piscifactoría de besugo que Isidro 1952 (Isidro de la Cal) posee en Lorbé. Integrantes del comité de esta empresa, que está en preconcurso de acreedores y con ERE (expediente de regulación de empleo), afirman también que en este criadero de Oleiros no se les lleva pienso desde el pasado mes de octubre, que algunos peces muertos se han sacado de las jaulas y que los ejemplares que aún sobreviven es porque "se han comido unos a otros". La Consellería do Mar, tras ser alertada por este posible riesgo para los peces, realizó inspecciones en todas las piscifactorías que posee la empresa y en el caso de Lorbé ayer por la mañana realizó la segunda (tras la de la semana pasada) y asegura que "a priori" no parece que los alevines estén en mal estado ni han hallado ningún pez muerto.

Efectivos de los Gardacostas de la Xunta y de la Policía Autonómica acudieron ayer a la piscifactoría cercana al puerto de Lorbé, que abrió en 1999 como la única del mundo que logró criar besugos, y utilizaron una cámara para grabar el estado de las jaulas cilíndricas donde se ceban los alevines que salen de Valdoviño, donde se criaban hasta los seis meses. Fuentes de la consellería subrayaron que en principio, a la espera del acta que se redactará hoy, parece existir "una población normal" de peces en más de treinta jaulas y sin que se observase "ninguna mortandad", al igual que se observó en otras piscifactorías de Isidro 1952, que también cultiva rodaballo y trucha en otras instalaciones en Galicia.

En Lorbé la empresa llegó a tener 48 jaulas con cría de besugo en cestas, donde se engordan hasta tener un peso de entre 400 y 600 gramos. Trabajadores de la antigua Isidro de la Cal iniciaron ayer una huelga en protesta por el ERE que supondría 136 despidos en pleno preconcurso de acreedores para salir de la situación de endeudamiento. La compañía fue pionera en su día en la acuicultura en Galicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es