Los pasos a nivel en las líneas ferroviarias son la forma más rápida de cruzar las vías, pero no es la más segura, sea en coche o a pie. Con el paso de los años, buena parte han desaparecido para evitar posibles accidentes. Cambre todavía cuenta con hasta cuatro de estos puntos en su término municipal, que esperan las obras necesarias para su eliminación desde hace más de un decenio. En dos de ellos, los trabajos comenzaron hace varias semanas.

Estos pasos están ubicados dentro de la línea A Coruña-Palencia, que en su tramo en territorio gallego sigue sin experimentar mejoras sustanciales desde hace décadas. En el caso cambrés, la vía férrea discurre en paralelo al río Mero, lo que provoca que esté muy próxima al paseo fluvial, que tiene un importante tránsito de peatones.

El paso a nivel más utilizado es el que está al lado del puente de O Noceiro, que comunica la capital municipal con Meixigo. La ejecución de la obra para eliminarlo empezó hace meses, aunque actualmente no cuenta con actividad y allí solo se pueden ver las piezas prefabricadas de hormigón que serán colocadas, según han confirmado los vecinos. En este caso está proyectada la construcción de un paso subterráneo. A pocos metros existe otro paso que fue clausurado hace tiempo, en la calle Socampo.

El otro lugar habilitado para cruzar la vía se encuentra situado en Cela, aunque en este caso solo está habilitado para el paso de peatones.

En Galiñeiros también hay otro paso a nivel. La particularidad de este caso es que la vía del tren mantiene separado un almacén de aparatos de labranza de un grupo de casas. Las obras para eliminarlo se encuentran muy avanzadas, ya que a poca distancia ya existe un túnel por debajo de la vía del ferrocarril. No lejos de allí, ya en las proximidades del embalse de Cecebre, hay otro punto para cruzar las vías.

La eliminación de tres de los pasos a nivel ya fue solicitada por el Gobierno local cambrés hace más de un decenio.