13 de febrero de 2020
13.02.2020

Un banco pone en venta la finca de la Casa do Cortés de Guísamo por 421.000 euros

Oferta la parcela en la que se asienta la quinta modernista como suelo rústico no urbanizable || El plan general en tramitación prevé un polígono para uso residencial

12.02.2020 | 23:02
La Casa do Cortés tras las labores de desbroce de marzo de 2019, que dejaron al descubierto la antigua escalinata.

Haya Inmobiliaria ha puesto a la venta la finca de la Casa do Cortés de Guísamo, un inmueble catalogado en avanzado estado de ruina a orillas de la Nacional VI. La propiedad, en manos de Bankia, sale a la venta por 421.031 euros como suelo rústico no urbanizable. El anuncio apenas aporta datos sobre la finca, más allá de que dispone de 11.264 metros cuadrados y de que está ubicada en el lugar de Brea número 33.

Aunque el banco vende el suelo como rústico no urbanizable, el plan general de Bergondo en tramitación delimita un polígono de suelo urbano no consolidado de 1,17 hectáreas en esta parcela, que prevé destinar fundamentalmente a la construcción de viviendas unifamiliares. Los redactores del documento urbanístico proponen recuperar la antigua construcción modernista, en avanzado estado de ruina, como equipamiento social.

La quinta modernista, construida a principios del siglo XX, resiste, a duras penas encajonada entre edificaciones recientes en pleno centro de Guísamo. Los trabajos de desbroce ejecutados por Bankia en marzo de 2019 dejaron al descubierto esta antigua mansión y permitieron a los curiosos adentrarse por escalinata que conduce al porche y admirar los dinteles, columnas y barandillas con adornos vegetales esculpidos en piedra, los azulejos de principios de siglo XX, los arcos de medio punto, las galerías y balcones.

Del interior de la vivienda apenas queda nada, aunque todavía puede intuirse la antigua distribución . La cubierta se ha desplomado y unas vigas sostienen en precario parte de la estructura. Tras años de abandono, la quinta ha pasado a engrosar la Lista Roja del Patrimonio que elabora la Asociación Hispania Nostra. Este colectivo sin ánimo de lucro incluyó el inmueble en su relación de bienes patrimoniales en peligro en noviembre de 2018. En su ficha, los expertos de Hispania Nostra alertan del "alto riesgo de derrumbe, erosión y pudrición".

Según recoge la ficha catastral, la parcela dispone de una superficie de 694 metros cuadrados. La vivienda conserva una cochera en la que aún descansa un Hudson de 1948 corroído por el óxido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es