14 de febrero de 2020
14.02.2020
ARTEIXO

El Gobierno rechaza el convenio de Xunta y Arteixo para suprimir el peaje de Pastoriza

Ve "lesiva" la propuesta y se niega a negociarla porque asegura que debería gastar 138 millones de euros en liberar la AG-55 y en obras

14.02.2020 | 14:38
Vista del peaje de Pastoriza, en la AG-55.

La propuesta de la Xunta y del Concello de Arteixo para negociar el convenio para suprimir el peaje de Pastoriza, en la AG-55, y evitar un fallo judicial se ha encontrado con el rotundo no del Gobierno central. La respuesta que ha presentado la Abogacía del Estado ante la Audiencia Nacional recoge que "el acuerdo planteado entre Administraciones es claramente lesivo" y causa un importante "quebranto" al Ministerio de Transportes (antes Fomento) "al suponer una inversión estimada en 138 millones de euros" en diversas obras si el Estado asumiese parte de la autopista.

El borrador de convenio que rechaza el Ejecutivo central supondría la renuncia a la ejecución de la denominada cuarta ronda, con un coste estimado de 27 millones, y que el tramo de la autopista entre A Coruña y Arteixo, un vial de titularidad autonómica, pasase a manos del Estado, que debería abonar una indemnización de 19 millones de euros a la concesionaria, Autoestradas de Galicia. La argumentación del Gobierno central es que la inversión que debería realizar sería muy superior, de 138 millones. Esta cifra es el total del cálculo de la eliminación del peaje y la ejecución de mejoras en la AG-55 y la construcción del enlace de Meicende.

En la respuesta presentada ante la Audiencia Nacional, el Estado afirma que dispone de un estudio de hace seis años en el que calculó que la eliminación del peaje asciende a 61,4 millones de euros, frente a los 19 del convenio que proponen la Xunta, titular de la concesión, y Arteixo.

Parte de la cantidad  restante procede de la ejecución del enlace de Meicende, un acceso a la ya existente autovía al puerto, en el que el Gobierno asegura que sería necesaria una inversión de 17 millones de euros (el estudio del departamento estatal que anunció en 2015 lo fijaba en 8,5 millones). Los otros 60 millones corresponderían a la construcción de un tercer carril a lo largo de siete kilómetros en la AG-55. El argumento del Estado para realizar esta obra es que el vial sufriría un aumento de tráfico muy importante. En concreto, la respuesta de la Abogacía del Estado es que la autopista asumiría todo el tráfico de la AC-552, unos 22.000 vehículos de media cada día; la AC-415, con 10.000; y los 15.000 de la propia vía de alta capacidad. La tesis que plantea el Estado supondría que los dos primeros viales se quedarían sin tráfico alguno, lo cual es imposible.

La representación legal del Ministerio de Transportes defiende que la cuarta ronda, una carretera convencional de 2 kilómetros sin accesos previstos a los polígonos de Pocomaco y Vío, es "funcionalmente necesaria, económicamente eficiente y ambientalmente sostenible". "Es una actuación que viene siendo demandada por el Ayuntamiento de A Coruña y todos los polígonos industriales, precisamente por su importancia ambiental y de seguridad vial al drenar los vehículos pesados y de mercancías peligrosas que actualmente transitan vías urbanas" con importante población.

La Audiencia Nacional resolverá sobre la cuarta ronda

El conflicto sobre el peaje de Pastoriza, en la AG-55, y la cuarta ronda será resuelto por la Audiencia Nacional, que analiza el caso después de que el Concello de Arteixo judicializase la aprobación del proyecto previsto por la Dirección General de Carreteras. 

El tribunal inició el pasado mes de octubre el procedimiento judicial, en el que están personados el Concello, la Consellería de Infraestruturas, el Gobierno central  y Prebetong Áridos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es