26 de febrero de 2020
26.02.2020

Un radar de Oza-Cesuras, el tercero de España que menos ingresa por multas

El dispositivo instalado en un tramo peligroso de la AC-840 tras las protestas vecinales solo captó infracciones por 200 euros en 2019

25.02.2020 | 21:46
Radar instalado en la AC-840 a su paso por Oza-Cesuras.

La Dirección General de Tráfico recaudó en 2019 un total de 182.061.700 euros en multas por infracciones captadas por radares fijos y de tramo en España. Según las estadísticas de la DGT, dos radares de la provincia de A Coruña ocupan el penúltimo y antepenúltimo puesto en cuanto a ingresos, con una recaudación por multas muy baja, de entre 200 y 300 euros, muy lejos del radar de la AP-7 en Valencia que se sitúa a la cabeza del ranking, con 5.828.300 euros de recaudación.

El radar menos eficiente en materia de multas fue el del punto kilométrico 2.800 de VA-900, en Valladolid, que solamente captó infracciones valoradas en 100 euros. El segundo que menos ingresos proporcionó a la DGT fue el instalado en la Nacional-550, en el punto kilométrico 55.800, en A Sionlla, que solo permitió ingresar 200 euros y el tercero se sitúa en la AC-840 en el punto kilométrico 14.800, en Oza-Cesuras, y que captó infracciones que se saldaron en multas por un importe global de solo 300 euros.

Este radar se sitúa en el tramo de la AC-840 que atraviesa la localidad de Filgueira de Barranca y su instalación fue solicitada a la DGT por la Xunta en 2016 tras reclamar los vecinos mejoras en este tramo, de curvas sinuosas y en el que se registraron varios accidentes mortales en los últimos años.

El radar se colocó a finales de marzo de 2018. La instalación de este dispositivo para disuadir a los conductores de circular a una velocidad inadecuada no fue la única medida reclamada por la asociación de vecinos de Filgueira de Barranca y del Concello de Oza-Cesuras para mejorar la seguridad en la zona. Los residentes solicitaron también la limitación de la velocidad en este tramo, que atraviesa un núcleo residencial, y la construcción de una senda peatonal para garantizar la seguridad de los viandantes.

En el polo opuesto del radar de Oza-Cesuras se sitúa el instalado en la AG-55 a su paso por Arteixo que, con 19.000 flashes, se sitúa en el puesto 29 en número de denuncias de todo el país, lo que le convierte en el más sancionador de la red gallega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es