09 de marzo de 2020
09.03.2020

Bienes de constructoras salen a puja por 5 millones en ejecución hipotecaria de bancos

Sigue en la comarca la sangría de las promotoras desde la crisis, llenas de deudas con enormes intereses añadidos, con casos en A Coruña, Arteixo y Sada

08.03.2020 | 22:54
Edificios con pisos en subasta pública en A Coruña (izquierda) y A Chaburra en Sada (derecha).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó la pasada semana que el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas, de particulares, había bajado el año pasado en un 6,8% respecto a 2018 mientras que desahucios sobre viviendas propiedad de empresas subían un 42,2%. En la comarca de A Coruña la realidad muestra que las pequeñas empresas promotoras y constructoras, el sector del ladrillo, siguen desangrándose entre deudas y préstamos que no pueden devolver por lo que los bancos las llevan a los juzgados para iniciar las ejecuciones hipotecarias y subastan sus bienes (pisos, locales comerciales y garajes sobre todo) para cobrar las cantidades que les reclaman. En lo que va de este año 2020 se han producido cuatro pujas en ejecución hipotecaria de bancos contra promotoras dentro del área metropolitana (tres aún sin finalizar) por unos bienes que en total suman algo más de cinco millones de euros de valoración.

Las promotoras y constructoras tienen enormes deudas, en su día solicitaron hipotecas y préstamos millonarios y muchas pidieron segundas hipotecas al no poder pagar (la crisis económica) y fueron acumulando ´débitos. Las entidades financieras les reclaman el principal pero también los intereses, en algunos casos de más de medio millón de euros, como es el de una promotora de Arteixo a la que el Banco Pastor (ahora Santander) le reclama 1,9 millones de principal y el medio millón de intereses y ha sacado a subasta para ingresar efectivo, once viviendas de un solo edificio en el Camino de Seixedo. Son siete pisos y cuatro áticos que en total están valorados en 1,6 millones de euros (menos de lo que le adeuda al banco).

Otra ejecución hipotecaria en marcha promovida por el Banco Santander en el juzgado afecta a una constructora que levantó un edificio al lado del parque de Santa Margarita, en la calle Eladio Rodríguez González. Salen a puja siete viviendas, un local comercial y ocho garajes del edificio, valorados todos en 2,4 millones de euros. La cantidad que le reclama la entidad bancaria es de unos 2 millones.

En el municipio de Sada también está ahora en plena subasta pública, en ejecución hipotecaria a instancias de nuevo del Banco Pastor, varios bienes de un edificio de la calle Chaburra, en la entrada al casco urbano.

Salen a puja en este caso tres viviendas, dos locales comerciales y cinco garajes, que están valorados en total en unos 576.000 euros (hay viviendas habitadas). Todos los bienes a puja están gravados con hipoteca.

En estos tres casos son subastas que están celebrándose y a punto de cerrar, abiertas este año. En el municipio de Arteixo también existe otro caso de ejecución hipotecaria a instancias de un banco, esta vez Abanca, que acaba de finalizar hace unos días. Es un local comercial y un piso de un edificio en la calle Buenos Aires de Pastoriza, ejecutado por dos promotoras. La valoración de los dos bienes es de 413.000 euros (la cantidad reclamada es de 358.000).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es