20 de marzo de 2020
20.03.2020

Las excusas de los multados por la Guardia Civil: de comprar pan a 20 kilómetros a salir en pareja al videoclub

Uno de los multados afirmó desconocer que se hubiese decretado el estado de alarma

20.03.2020 | 16:32
Las excusas de los multados por la Guardia Civil: de comprar pan a 20 kilómetros a salir en pareja al videoclub

Las excusas de las personas multadas por la Guardia Civil por incumplir las limitaciones del estado de alarma son de lo más variopintas y algunas causan estupor. El instituto armado informó hoy de más de una decena de nuevos atestados y algunas de las explicaciones han dejado boquiabiertos a los propios agentes: dos personas que paseaban juntas por Boiro y que adujeron que tenían que ir al videoclub a alquilar una película o un vecino de Noia que fue interceptado en moto a 20 kilómetros de su domicilio, en Mazaricos, y que arguyó que tenía que comprar el pan, son dos de las excusas que no han convencido a los agentes.

La Guardia Civil multó también a un vecino de Boiro que sostuvo que tenía que salir de casa a recoger colillas del suelo y a otro residente en esta localidad que afirmó desconocer que el Gobierno había decretado el estado de alarma porque no tiene televisión en casa. Los agentes interpusieron también denuncias en las últimas horas a un joven que practicaba surf y a otro que paseaba a su perro por las fragas del Eume, a 7 kilómetros de su domicilio. Los efectivos multaron también a un mugardés que fue localizado en Pontedeume y que alegó que había salido de casa a comprar tabaco; "Suponemos que tendría un estanco más cerca de su domicilio", ironizan desde el instituto armado. Otros de los denunciados ni siquiera se molestaron en buscar una excusa: "Uno dijo que salió a pasear porque estaba aburrido en casa", relatan desde l Guardia Civil.

Los agentes han interpuesto también una denuncia contra los propietarios de un bar de Culleredo tras encontrar a personas bebiendo alcohol en el interior.

Denuncias de la Policía Local de Cambre

La Policía Local de Cambre ha enviado a la Subdelegación del Gobierno un atestado tras interceptar a tres mujer que paseaban juntas por la calle y que al ver a los agentes se separaron y afirmaron no conocerse. Los agentes pudieron comprobar que eran una madre y su hija y una amiga de este última. Al verse descubiertas, una de ellas dijo desconocer que se hubiese decretado el estado de alarma.

Se trata del último parte abierto por la Policía Local que, en nota de prensa, destaca el buen comportamiento de la ciudadanía cambresa. "Apenas se ve a personas por las calles, y las que salen,suelen tener un motivo que justifique su salida. Se están a cumplir mouy bien las directrices marcadas por los diferentes organismos oficiales", explican desde la comisaría, que recibe alrededor de cien llamadas al día por dudas sobre los protocolos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es