Una explotación de ganado vacuno de carne de O Valló en Aranga (cerca de Montesalgueiro) ha sufrido el ataque de los lobos, que han matado a seis terneros en los últimos tres meses, tres de ellos el pasado fin de semana.

Los propietarios de esta granja con más de veinte años de actividad reclaman a la Xunta que tome medidas, autorice batidas "o que les lleven comida" a los lobos para que no ataquen a los terneros. Hasta ahora estos animales solo habían atacado a sus ovejas. Los propietarios descubrieron, tirados en un prado, los terneros, de los que solo quedaban las patas y la cabeza en todos los casos.