29 de junio de 2020
29.06.2020
La Opinión de A Coruña

Arteixo elaborará una norma sobre ruido tras requerirlo el Defensor del Pueblo

Un vecino se quejó sobre el ruido que genera de madrugada un establecimiento de la travesía de Meicende, que será sancionado por el Concello tras la denuncia

29.06.2020 | 00:48
Vista de la travesía de Meicende, donde se encuentra el bar que suscita las quejas.

El Gobierno local de Arteixo acaba de dar la orden a los técnicos municipales de que elaboren una ordenanza sobre contaminación acústica después de que se lo haya requerido el Defensor del Pueblo, que realizó esta petición después de recibir una queja de un vecino por el ruido que genera un bar de la travesía de Meicende de madrugada y que le impide descansar. Actualmente el Concello ya contrata a empresas externas para realizar mediciones si existen quejas por parte de los vecinos sobre locales que generan ruido, aunque carece de una norma específica para regular esta materia.

Un residente del municipio presentó una reclamación ante el Defensor del Pueblo "por las molestias que la actividad de bar le genera por ruido hasta altas horas de la madrugada, que le imposibilitan el descanso nocturno", según recoge la resolución en la que se da la orden de elaborar la ordenanza. Fuentes policiales confirman que se trata de un establecimiento sobre el que existen numerosas denuncias por parte de residentes, tanto por incumplir los horarios o por desórdenes de sus clientes. En la misma orden del Concello se señala que este bar cuenta "con ambientación musical, televisores y altavoces que no ampara su licencia".

El resultado del expediente que inició la institución tras recibir la queja de este residente fue que instó al Ejecutivo municipal arteixano a iniciar un proceso sancionador al titular del establecimiento, que está situado en la travesía de Meicende, por "ejercer su actividad irregularmente sin ajustarse a las condiciones exigidas en la normativa ambiental", además de requerir que se apruebe una norma en materia de contaminación acústica "con el fin de regular el ejercicio de las competencias que en materia de protección del medio ambiente le corresponden" al Ayuntamiento "frente a la contaminación producida por ruido y vibraciones" para así garantizar "el derecho a la intimidad personal y familiar, a la protección de la salud, así como a la calidad de vida". El concejal de Urbanismo, Alberto Castro, dio orden al departamento de Medio Ambiente para que asuma esta tarea. El Gobierno municipal acordó, además, informar al Defensor del Pueblo de que acepta sus peticiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es