01 de julio de 2020
01.07.2020
La Opinión de A Coruña

La vía ártabra, carretera de la Xunta que ganó más tráfico en la comarca

La Xunta registra una subida de un 41% en este vial desde 2015, aunque apenas logra superar la barrera de los 5.000 usuarios

01.07.2020 | 01:13
Vista de la vía ártabra, situada en el límite entre Oleiros y Sada.

El plan de aforos que realiza la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade todos los años para conocer las intensidades medias diarias (IMD) de las carreteras de la red autonómica revela que la vía ártabra (Oleiros y Sada), el vial de Ledoño (Culleredo) a la planta de Sogama (Cerceda) y la autopista entre A Coruña y Carballo (AG-55) fueron las vías de la comarca coruñesa que ganaron más tráfico en el periodo comprendido entre los años 2015 y 2019. Los incrementos se situaron entre el 19% y el 41%, unos datos nada desdeñables.

La vía que más usuarios ganó en términos relativos fue la vía ártabra (AG-13), que en la actualidad comunica la Nacional 6 con el puerto de Lorbé. Discurre entre el límite entre Oleiros y Sada y está prevista su ampliación hasta la AC-221 (O Seixal-Mabegondo). El aumento de tráfico que registró la Xunta entre 2015 y 2019 fue de un 41%, aunque en cifras absolutas tiene unos datos bastante bajos si se compara con otras carreteras. Hace cinco años se contabilizaron 3.660 vehículos de media cada día y el pasado año, 5.186. Se trata de un vial relativamente nuevo y los conductores poco a poco se animan a recorrerlas.

La ejecución del nuevo tramo de la vía ártabra hacia la AC-221 y especialmente hacia la AP-9, si se llega a hacer, le dará un nuevo impulso a esta vía, que tiene bajas cifras de uso al no estar completada.

El segundo vial con mayor incremento en el número de usuarios fue la AC-523, que conecta Ledoño, en Culleredo, con la planta de tratamiento de residuos de Sogama, en Cerceda. En concreto, el Gobierno gallego registró un 24,5%. En 2015 usaron de media cada día 8.008 vehículos y en 2019 la cifra ya se situó en 9.966 (casi el doble que la vía ártabra). Esta vía autonómica ha visto crecer sus usuarios debido a la apertura completa del tramo estatal de la tercera ronda (AC-14), que termina en Ledoño, donde parte del tráfico decide seguir en dirección a Sogama.

La autopista entre A Coruña y Carballo, la AG-55, también sufrió en este periodo una importante subida en sus usuarios. Desde 2015 a 2019 el número de vehículos aumentó un 19,5%. El motivo está en que hace cinco años, cuando la Xunta contabilizó 12.708 coches y camiones de media cada día, hubo una importante bajada debido a las obras de acceso al puerto exterior de Langosteira, que requirieron reducir de dos carriles por sentido a solo uno, lo que provocó que mucha gente optase por la alternativa gratuita, que es la carretera comarcal AC-552. Desde entonces los usuarios no han parado de crecer. En buena parte es debido al tráfico de Langosteira y al incremento de la actividad económica en el eje industrial que conforman Arteixo, A Laracha y Carballo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es