07 de julio de 2020
07.07.2020
La Opinión de A Coruña

Juicio Pazo de Meirás | La Abogacía del Estado espera demostrar hoy el "fraude" en la compra

Investigadores que reclaman la devolución del pazo defenderán que la compra por parte de Franco fue un negocio simulado y los herederos, que la escritura anterior carecía de validez

07.07.2020 | 00:55

El juicio que enfrenta a la Abogacía del Estado y a los herederos del dictador Francisco Franco por la titularidad del pazo de Meirás prosigue hoy con la declaración de varios investigadores. Las declaraciones han sido solicitadas por el Estado y las otras administraciones personadas (Xunta, Diputación y los concellos de Sada y A Coruña) para intentar demostrar que el título de propiedad del pazo de Meirás es "fraudulento".

Se trata de uno de los alegatos fundamentales de los demandantes, que afirman que la escritura de compraventa suscrita en 1941 por Francisco Franco (representado por Barrié de la Maza) y la anterior propietaria del pazo, Manuela Esteban Collantes (viuda de Jaime Quiroga y Pardo Bazán) fue un contrato simulado para que el inmueble pasase a ser patrimonio estatal. Fundamentan su argumento en la existencia de una escritura de compraventa de 1938, hallada recientemente, en la que la por entonces propietaria vendía el inmueble a la Junta Pro Pazo por 406.346 pesetas para que fuese "donada o regalada al Generalísimo y Jefe del Estado".

La Abogacía del Estado afirma que la escritura posterior, según la cual Franco se hizo con la propiedad por solo 85.000 pesetas, fue un negocio "simulado" para que el dictador adquiriese la propiedad a título particular y no en su condición de Jefe de Estado. Afirma que la escritura de 1938 demuestra el "fraude" en la compra y que el título de propiedad que detentan los herederos es nulo de pleno derecho. Para defender esta postura declararán hoy el presidente de la comisión de expertos nombrada por la Xunta, Xosé Manoel Núñez Seixas, y los autores del Meirás, un pazo, un caudillo, un espolio, Carlos Babío y Pérez Lorenzo, que realizaron un informe sobre todas las actuaciones ejecutadas por la Comandancia de Obras de A Coruña en el pazo. Los investigadores expondrán también los métodos utilizados por la Junta Pro Pazo para adquirir la propiedad que, inciden, pasaron por cuestaciones forzosas, descuentos en nóminas de funcionarios y aportaciones de las administraciones.

Los abogados de los Franco intentarán probar en esta sesión que la escritura de 1938 a la que apela la Abogacía del Estado "no produjo ni pudo producir la transmisión del pazo" porque la vendedora, Manuela Esteban Collantes, carecía en aquel momento del "indispensable título sucesorio para poder vender el inmueble". Afirman que fue por eso por lo que se suscribió un segundo acuerdo de compraventa, esta vez directamente con Franco. Admiten que el dinero "no salió del bolsillo" del dictador, pero defienden que era voluntad de todas las partes que intervinieron en el proceso que pasase a ser de su propiedad a título particular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es