16 de julio de 2020
16.07.2020
La Opinión de A Coruña

El bus de Arteixo duplica sus viajeros en tres meses, pero solo son el 37% previos al virus

Las líneas de Rañobre y Sorrizo son las únicas que logran tener más pasajeros ahora que antes de la pandemia - La ruta circular pasó de 4.500 a 1.400 usuarios tras el virus

16.07.2020 | 01:40
Un autobús de la línea entre Meicende y Arteixo.

El número de usuarios de las diferentes líneas de autobús del Concello de Arteixo se duplicó desde el pasado mes de abril hasta la actualidad, aunque por ahora solo representa el 37% de los que iban antes de que estallase la crisis sanitaria a finales del pasado invierno. Así lo reflejan los datos que ha recopilado la empresa que realiza estas rutas, Arriva, a lo largo de todo este año. La recuperación en el número de viajeros tras acabar el confinamiento es lenta en la mayoría de líneas, excepto en dos: las de Rañobre y Sorrizo, que el pasado junio tuvieron más usuarios que en febrero.

Los registros de la empresa revelan que en febrero utilizaron los servicios de autobús del Concello de Arteixo 5.395 usuarios (hace un año fueron 1.849). En junio, el dato fue de 2.038 (el mismo mes de 2019 fueron 4.108). El momento con menos viajeros fue el mes de abril, cuando el Gobierno central solo permitió trabajos esenciales. En ese momento se contabilizaron 943 usuarios.

La ruta con más viajeros del municipio es la circular, que conecta Meicende y Arteixo. En febrero tuvo 4.576 y en junio 1.482. La recuperación es muy lenta. En abril hubo 694, en mayo fue de 1.130 y el pasado mes, 1.482.

Los datos de Arriva permiten ver que las líneas parroquiales de Rañobre y Sorrizo han aguantado muy bien el miedo generado por el coronavirus. La primera tuvo 185 usuarios en junio y en febrero, 172. La de Sorrizo registró 176 en febrero y 196 el pasado mes. El incremento de la actividad en la zona costera del municipio durante el verano ha podido ayudar a que la demanda de estos dos servicios haya subido, según explican fuentes municipales.

La ruta entre Arteixo y Uxes, en cambio, sufrió un importante retroceso con el coronavirus y está muy lejos de recuperar los usuarios que llegó a tener antes de la pandemia. En febrero tuvo 313 viajeros y en junio, 54, según las cifras contabilizadas por Arriva.

A mediados del pasado mes arrancó el servicio a las playas del municipio, que por ahora ha tenido pocos usuarios. Estará operativa hasta septiembre. En total, durante la segunda quincena de junio lo utilizaron 229 personas. Es el segundo año en que funciona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es