La ejecución de un edificio de viviendas junto al Eroski viejo de Arteixo ha suscitado polémica. El portavoz del PSOE, Simón López, se presentó en el lugar para comprobar si había alguna irregularidad y asegura que vio que no estaba el cartel de obra a la vista, con lo que llamó a la Policía Local para que fuera al lugar. Asegura que le llamó un vecino que decía que se estaba ejecutando el inmueble "fuera de alineación" y vio que no estaba el "cartel de obra".

El Gobierno local afirma que la actuación cuenta con licencia y pide al portavoz socialista que "se dedique a acciones constructivas". "Si la primera acción es mandar a la Policía Local a una obra con licencia mal empezamos"., afirma el Ejecutivo.