Solo unos días después de que el sindicato mayoritario del personal de Sada, CSI-F, denunciase la merma de efectivos de la Policía Local y el Servizo de Emerxencias Municipal (SEM), Alternativa dos Veciños y el PP han enviado sendos comunicados para demandar un "servicio de calidad". La petición de los grupos llega después de que el alcalde, Benito Portela (Sadamaioría), admitiese la carencia de medios y apuntase a la necesidad de cubrir cuanto antes las vacantes de la policía y del SEM, estas últimas ya en proceso de selección.

Alternativa dos Veciños, que forma parte del Gobierno local, no entra en valoraciones, al contrario que el del PP, y se limita a advertir de que un municipio como Sada, "con una capital densamente poblada y urbana", no puede "prescindir ni abandonar el servicio de Policía Local ni de Emerxencias": "La apuesta por el personal municipal no puede ser vista como un gasto, sino como una inversión que redunda en el beneficio general de todos los ciudadanos", apuntan desde la formación de la margarita, que avanza que "apoyará la realización de inversiones materiales, pecuniarios y personales" en estos dos servicios básicos.

El PP, en un tono mucho más crítico, le afea al alcalde que "duerma tranquilo" mientras los vecinos "desesperan ante el abandono que genera no tener nadie que atienda cuando surge una emergencia", en alusión a la carencia de policías en el turno de noche. Los populares denuncian que hay turnos "sin ningún efectivo disponible" y acusan a Portela de "escudarse en mentiras" cuando la realidad "es que no ha cumplido con su obligación de cubrir las vacantes en tiempo y forma".

A consulta de este diario, Portela reconoció la urgencia de cubrir cuatro vacantes de la policía, pero apeló también a los trastornos que se derivan de las "bajas imprevistas" por el protocolo del Covid, que obligan a los efectivos a quedarse en cuarentena si presentan síntomas.