15 de septiembre de 2020
15.09.2020
La Opinión de A Coruña

La floración desvela la invasión del plumacho

La Universidade ha solicitado la patente para su control biológico y A Laracha pone cuadrillas para erradicarlas

15.09.2020 | 00:52

El Ministerio de Obras Públicas (MOPU) editó en 1990 un Catálogo de Especies Vegetales a Utilizar en Plantaciones de Carreteras en el que aconsejaba el uso de la cortaderia selloana, con sus "espiguillas de aspecto sedoso, con largos pelos, plateadas", para "áreas especiales, medianas, partes medias de bandas de dominio público y taludes". Treinta años después, el inicio ahora de la floración de estos vistosos plumachos está revelando, por toda la comarca de A Coruña, que la invasión de esta hierba invasora ya parece descontrolada.

Llega hasta las puertas de la ciudad herculina, con la Fábrica de Armas y su entorno, toda la avenida Alfonso Molina y los alrededores de la urbanización de Xuxán bañados en este mar de plumeros. Los terrenos de la antigua Bunge en Culleredo, al borde mismo de la ría de O Burgo y todo el entorno del Quinto Pino y Meicende en Arteixo, (donse se construyeron los accesos al puerto exterior), conforman otro océano, al igual que toda la Nacional VI (AC-12) desde Perillo hasta Cambre y numerosas zonas de Oleiros (O Seixal, urbanización Obelisco, Canide, Pousada).

La pandemia mundial ha aflojado la preocupación de los concellos por esta invasora de la que en lo que va de año apenas se ha hablado frente a las charlas y hasta congresos organizados en 2019. En la Universidade de A Coruña, sin embargo, siguen trabajando, a pesar de todos los obstáculos por la situación sanitaria, en una estrategia de lucha.

"Está a punto de publicarse el trabajo sobre la mosca que hemos descubierto que se come las semillas de la planta cuando florece, ya hemos solicitado la patente, lo que pasa es que son procesos que llevan su tiempo y hay que tener cautela. Pero seguimos trabajando en otras formas de control biológico también", explicó ayer Jaime Fagúndez, especialista en especies invasoras e integrante del grupo de la Universidade que estudia este nuevo método que limitaría la propagación de las semillas viables y por lo tanto la reproducción de nuevas plantas, mediante un parásito natural que no ataca a otras especies.

Fagúndez ha planteado, como estrategia para la gestión de la hierba de la Pampa, la elaboración de una cartografía actualizada sobre la presencia en Galicia, promover planes de restauración del terreno tras unas obras (como la construcción de carreteras), establecer una red de vigilancia y realizar también un "sexado" de los pies, porque aunque no es muy conocido, el plumero tiene plantas femeninas y también hermafroditas (éstas se reproducen menos).

El Ayuntamiento de A Laracha anunció ayer que va a eliminar los plumachos (de los que este año abundan más los rosados que los blanquecinos), de todos los espacios de dominio público e incluso de terrenos privados, con autorización de los propietarios.

El Ejecutivo destacó que la presencia del carrizo de la Pampa en el municipio aún "no es elevada" pero se detectaron "matas" que serán erradicadas por las cuadrillas medioambientales municipales en los próximos días. También ha solicitado la colaboración vecinal para informar "sobre la localización de plumachos" en este municipio coruñés.

APLICACIÓN PROPIA

En la comunidad de Cantabria están intentando contener el avance del plumacho desde hace tiempo e incluso desarrollaron una aplicación para el teléfono móvil donde cualquiera que vea una zona colonizada por esta planta puede avisar dando su localización exacta, dentro de un plan de eliminación y restauración incluido en el proyecto Life Stop Cortaderia (con web propia).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es