16 de septiembre de 2020
16.09.2020
La Opinión de A Coruña

Los esqueletos de Bañobre, de escenario del 'bum' del ladrillo a activo en venta de La Sareb

El 'banco malo' pone en venta estas edificaciones de Miño, anunciadas en su día como apartamentos de lujo con vistas al mar, y que llevan más de una década abandonadas

16.09.2020 | 01:05
Luis Tosar y Xosé Touriñán durante el rodaje de Los Fenómenos con los esqueletos al fondo.

El servicer de gestión de activos financieros e inmobiliarios Servihabitat tiene en venta los conocidos esqueletos de Bañobre, en Miño, un conjunto de ocho edificaciones anunciadas en su día como apartamentos de lujo con impresionantes vistas al mar y que, tras años de abandono, se convirtieron en escenario de la película sobre el bum del ladrillo Los fenómenos.

Estos edificios inacabados, ubicados en una zona elevada y que saltan a la vista nada más enfilar la carretera de la playa, son propiedad de la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, la Sareb, conocida popularmente como el banco malo.

No es de extrañar que estas estructuras de hormigón se convirtiesen en escenario de un filme sobre el estallido de la burbuja inmobiliaria. La historia de esta urbanización fallida de Bañobre ilustra el auge de las promociones de sol y playa durante los años locos del urbanismo miñense que a punto estuvieron de llevar a la quiebra al municipio costero. El pinchazo de la burbuja dejó en los huesos estas viviendas promovidas en 2005 por Grupo Atlántida Xestión Norte. Máquinas y operarios abandonaron el lugar y estas edificaciones inacabadas no tardaron en convertirse en un foco de molestias. Las protestas de los residentes en las casas de la parte baja por el desvío de aguas hacia su propiedad llevaron al Concello a abrir un expediente a la promotora hace siete años.

Tiempo después, la intrusión de pandillas llevó al Ayuntamiento a vallar la zona, aunque con escaso éxito. En 2017, desde el Consistorio admitían desconocer quién era el propietario de las edificaciones que, tras permanecer años en un limbo, han pasado definitivamente a engrosar los activos tóxicos del banco malo. Servihabitat apenas aporta datos sobre las edificaciones en su portal web. Es más, en su anuncio hace alusión a una vivienda, aunque detalla que tiene una superficie de 4.242 metros cuadrados, por lo que se deduce que se trata de todo el conjunto. Aporta además fotografías de las ocho edificaciones, cubiertas de maleza y pintadas. El precio, "a consultar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es