02 de octubre de 2020
02.10.2020
La Opinión de A Coruña

La Xunta alega "pérdida de confianza" para la dimisión de la directora por el olvido de un niño

El alumno se quedó en el bus que le llevó al colegio Luis Seoane - Educación afirma que la directiva dimitió y la comunidad escolar, que fue forzada a ello - El claustro la apoya

02.10.2020 | 00:58
La Xunta alega "pérdida de confianza" para la dimisión de la directora por el olvido de un niño
La Xunta alega "pérdida de confianza" para la dimisión de la directora por el olvido de un niño

El olvido de un niño de tres años en el bus escolar que debía dejarle en el colegio Luis Seoane de Canide en Oleiros ha conllevado la pérdida del puesto a la directora del centro y al monitor encargado de los alumnos en el transporte. Inspección Educativa de A Coruña mantuvo una reunión con la directora del colegio, María Ruiz, de la que ésta salió sin el cargo. Según la Consellería de Educación, Ruiz presentó su dimisión y la Xunta prevé "aceptarla" por la "pérdida de confianza" por haber tardado "más de 24 horas" en informar de lo que había pasado con este alumno.

Educación señala también que tuvo conocimiento de lo sucedido "por canales no reglamentarios" y de inmediato solicitó información y se abrió un expediente.

Según los profesores, padres y el alcalde de Oleiros, fue "forzada" a dimitir, según explicó la propia directora al llegar tras la reunión con la Xunta, donde les enseñó una copia del escrito de dimisión que tuvo que redactar ella misma a mano antes de firmarlo.

En el Luis Seoane se celebró un claustro ayer y se acordó un escrito para enviar a la Xunta en el que, junto con el personal no docente, reclama a la consellería la "anulación de la dimisión obligada" al considerar que su actuación fue "responsable, activa e impecable".

El claustro y el personal no docente del centro educativo asegura que se ha querido "cortar cabezas" y se ha escogido a una "persona responsable, trabajadora e infatigable personal", en lugar de buscar responsabilidades en la empresa de transporte y los monitores.

El claustro añade que el niño "no llegó a poner un pie en el recinto escolar" y por eso se pensó que la familia no lo había enviado al colegio.

El equipo directivo restante, que sopesa dimitir también si no se repone en el puesto a la directora, explicó que esta dimisión se ha forzado "de muy malos modos" y ha sido muy "injusta". Agregó que si María Ruiz tardó en comunicar los hechos fue porque su "prioridad" era el niño y por eso avisó primero a los padres y se quedó a "recibir al niño" después de descubrir que seguía en el bus, ya aparcado en una nave de la empresa.

"El niño está bien, es muy tímido", señaló una profesora, que indicó además que ya habían tenido una reunión con el padre del pequeño, que mantuvo una actitud "ejemplar". El profesorado coincide en que lo sucedido es "un error gravísimo" pero no se puede hacer responsable a la directora.

La Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA) del Luis Seoane también mostró ayer su total "respaldo" a la directora y considera que puede tratarse de una "inquina" personal de la Inspectora con la dirección porque "pide mucho y siempre va por la norma".

Los padres destacaron que el colegio ya había tramitado quejas contra el monitor del transporte escolar, que ya ha sido despedido por parte de la empresa.

La ANPA señaló que ya había tenido "errores", como dejar a niños con alguien que no era su familiar o no vigilar que se sentasen en los mismos asientos pero matizaron que el propio trabajador había reconocido que no le habían dado "formación ninguna" respecto a cómo es el trabajo de un monitor.

La ANPA también explicó que si la empresa de transporte cumpliese el protocolo sanitario, de desinfectar justo después de terminar la ruta, habría visto al niño y no habría quedado solo en la nave durante varias horas.

El alcalde del Concello de Oleiros, Ángel García Seoane, también se refirió ayer a estos hechos y calificó de "fascista" la actuación de la inspectora de educación porque "le puso papel y boli a la directora para que escribiese y firmase su dimisión aunque ella no quería". García Seoane agregó que había intentado hablar con el Xefe Territorial de Educación, Indalecio Cabana, sin éxito, y al final de la mañana le dijeron que si quería algo que le mandase por escrito. El regidor señaló que optó por enviarle un escrito al conselleiro de Educación para que "tome medidas" en este asunto.

Seoane destacó que la directora era "ejemplar" e iba a "luchar" para que siga en el cargo por lo que no descarta realizar movilizaciones, a las que la asociación de madres y padres del colegio ya ha declarado que se sumará y apoyará.

El PP de Oleiros declaró ayer que la directora no es responsable de que el niño se quedara en el bus sino de no avisar a Educación pero puede "haber responsabilidad" del conductor y eso lo dirá un juez porque el padre del pequeño presentó denuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es