03 de octubre de 2020
03.10.2020
La Opinión de A Coruña

Vaivén de confinamiento escolar

La Xunta cambia varias veces las directrices al colegio Vila de Rutis

03.10.2020 | 00:59
Vaivén de confinamiento escolar

Familias de alumnos del colegio Vila de Rutis, de Culleredo, denuncian los cambios de indicaciones por parte de la Xunta sobre la necesidad de confinar un grupo de Infantil, que se ausentó del centro el miércoles. Reclaman explicaciones y un mejor funcionamiento y recuerdan que las familias necesitan organización para tener a los niños en casa

Que no, que sí, que no, que sí, que no. Este es el resumen de las indicaciones facilitadas a lo largo de esta semana por la Xunta a las familias de alumnos del colegio Vila de Rutis, en el concello de Culleredo, sobre si se debía confinar o no a los niños de un aula de Infantil, después de que un pequeño diese positivo el domingo pasado en Covid-19, según denuncia el presidente de la Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA). Este diario ha intentado sin éxito conocer la versión de la Consellería de Educación sobre lo ocurrido.

El representante de las familias asegura que los niños acudieron con normalidad al centro el lunes y el martes, ya que se consideraba que la persona infectada del centro -en principio no se aclaró si era un niño o un trabajador- no había mantenido contacto con otras personas del colegio como para tener que confinar el aula. El martes por la tarde, sin embargo, la Xunta sí avisó de que había que confinar un aula de Infantil. Aunque "se olvidó de avisar a un par de familias, que fueron al centro y allí las mandaron para casa", explica el presidente de los padres. El miércoles los alumnos de esa aula se quedaron en casa. Después, "debieron de darse cuenta de que era un error e informaron de que no era necesario confinar el aula y de que los niños podían volver a clase", cuenta el representante de los padres de alumnos. El jueves los pequeños regresaron al colegio y esa misma tarde volvieron a realizarse llamadas a algunos padres en las que se indicaba que había que confinar, aunque de nuevo volvió a informarse de que se trataba de un error, por lo que podían acudir al centro el viernes, ayer, cuenta el presidente de la ANPA.

"Es un poco de locos. Hay familias que están que se suben por las paredes, porque si se confina un aula y tienen que tener a sus hijos en casa, necesitan una organización", explica el presidente. Asegura que desde la ANPA se ha enviado un escrito dirigido a las delegaciones territoriales de Educación y Sanidade, a la inspección educativa y al propio colegio en el que se reclaman explicaciones sobre lo ocurrido y se pide que se tomen las medidas oportunas para que todo "empiece a funcionar como Dios manda", señala.

El escrito se envió en la mañana de ayer, por lo que el presidente de las familias ve normal que a primera hora de la tarde todavía no hubiera obtenido respuestas. El representante de las familias aclara que el colegio "cumplió el protocolo a la perfección" y, además de guardar las medidas de seguridad sanitaria en el centro, cumplió con su obligación de comunicarse con la Consellería de Sanidade para coordinar e informar sobre los alumnos y trabajadores que podrían haber mantenido contacto con el niño que dio positivo en coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es