09 de octubre de 2020
09.10.2020
La Opinión de A Coruña

La Anpa del Luis Seoane de Oleiros dice que se incumple el protocolo en el autobús

Profesorado de A Rabadeira denuncia la pérdida de "cinco horas lectivas semanales" por el comedor - Hoy hay concentración en los dos colegios

09.10.2020 | 01:02
La Anpa del Luis Seoane de Oleiros dice que se incumple el protocolo en el autobús

La Asociación de Nais e Pais de Alumnos (Anpa) del colegio Luis Seoane de Canide (Oleiros) donde la Xunta nombró nueva directora tras quedar un niño de 4 años olvidado en el bus escolar durante casi cinco horas, ha presentado un escrito dirigido a la Consellería de Infraestructuras e Mobilidade para reclamar "una investigación" sobre este hecho y las responsabilidades de la empresa, y para denunciar que los cuidadores del transporte no recibieron formación específica sobre los protocolos de seguridad a causa del Covid, tan solo "simples pinceladas".

Los padres dicen que en muchas de las líneas de transporte "no se respetan los mismos sitios para la ida y la vuelta", y los niños, según van dejando el bus, van pasando "de atrás hacia delante sin una previa desinfección" y ante la "continua protesta de los padres". Aseguran además que el cuidador del bus no higieniza las manos de los niños y recuerdan que tampoco pueden entregarlos a quien no aparece en la lista de autorizados.

El Anpa destaca que nadie de la Jefatura Territorial ni de la consellería se puso aún en contacto con la familia del niño olvidado en el bus para interesarse por su estado de salud. Organizan para hoy a las 14.00 horas una concentración de apoyo a la directora dimitida a las puertas del colegio.

También hay concentración a la misma hora de hoy en el colegio de Infantil y Primaria de A Rabadeira en la capital oleirense, convocada por el profesorado, que denuncia la pérdida de una hora lectiva de los alumnos para poder mantener un segundo turno del comedor escolar.

Es decir, en lugar de cinco tienen cuatro horas lectivas, y de la cuarta también pierden una parte al tener que higienizar manos con agua y jabón antes de comer y tener límite de aforo en los baños, por lo que hay tiempos de espera, y además con la necesidad de mantener los grupos burbuja separados. En total, según denuncian, los alumnos pierden "cinco horas lectivas semanales, el equivalente a un día de clase".

Los docentes no cuestionan la importancia del comedor escolar pero están preocupados por la "calidad de la educación" y exigen más recursos materiales y humanos.

El profesorado de A Rabadeira también se ha solidarizado con la exdirectora del Luis Seoane, al igual que el Anpa de este centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es