14 de octubre de 2020
14.10.2020
La Opinión de A Coruña

Miño tramita su primera ordenanza de playas, con multas por 'botellones' y reservar espacios

La normativa recoge multas entre los 90 y los 3.000 euros - Navegar a menos de 200 metros de la costa sin autorización y causar daños a flora o fauna, las infracciones más castigadas

14.10.2020 | 01:19
Playa Grande de Miño.

El Concello de Miño prevé aprobar mañana en pleno su primera ordenanza de playas. Con esta normativa, el Ayuntamiento aspira a regular el uso de sus arenales, que se encuentran entre los más concurridos de la comarca coruñesa. El texto recoge sanciones de 90 a 3.000 euros.

Entre las actuaciones que quedarán prohibidas una vez entre en vigor esta norma se encuentra una práctica que suele ser motivo de controversia en los arenales concurridos de todo el país: la reserva de espacios mediante parasoles, sillas, mesas u otros complementos. Se trata de una de las infracciones que tendrá la consideración de leve, castigada con multas de 90 a 500 euros,. La ordenanza prevé sancionar también con estas cuantías poner música alta molestando al resto de usuarios; el uso indebido del agua de las duchas; y la venta ambulante sin autorización.

Entre las infracciones graves, con multas de 501 a1.500 euros, la ordenanza incluye los baños con la bandera roja izada, la realización de hogueras sin autorización, la presencia de mascotas fuera del horario autorizado, los botellones, la práctica de deportes náuticos fuera de las zonas destinadas a tal fin o el uso de vehículos no permitidos.

La ordenanza incluye entra las infracciones muy graves, con multas de 1.501 a 3.000 euros, el depósito de materiales contaminantes, las instalaciones fijas o desmontables sin autorización, la circulación de embarcaciones no autorizadas a una distancia inferior a los 200 metros de la costa, la perpetración de daños al mobiliario o cualquier actividad que provoque daños en la fauna y flora.

Salvo sorpresa mayúscula, el pleno aprobará mañana inicialmente esta ordenanza, que será sometida después a exposición pública para que todas aquellas personas que lo deseen puedan presentar alegaciones. El Ejecutivo local celebró que la entrada en vigor de esta ordenanza permitirá a Miño "contar por fin" con unas normas reguladoras de las condiciones generales de utilización y disfrute de las playas, "respetando la seguridad, la salud pública y la protección del medio ambiente".

El Gobierno local apunta a la importancia de "regular las actividades que se practiquen en los arenales promoviendo la protección ciudadana y la calidad de los servicios que se presten".

Amortización de deuda

El Ejecutivo propondrá también mañana en pleno una modificación del presupuesto para amortizar deuda de forma extraordinaria por un importe de 300.000 euros. "Queremos ir encaminando el futuro económico de Miño", apunta el alcalde, Manuel V. Faraldo, que pone el acento en el "esfuerzo realizado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es