20 de octubre de 2020
20.10.2020
La Opinión de A Coruña

El Jurado de Expropiación eleva la tasación de las viviendas de Bastiagueiriño

El Concello de Oleiros valoró dos chalés, derribados en verano, en unos 160.000 euros cada uno y luego les hizo una oferta a 245.000 euros pero este órgano ha elevado la cifra a 290.000

20.10.2020 | 00:45
De los tres chalés, hoy solo queda en pie el de la izquierda.

El Jurado de Expropiación de Galicia ha acordado fijar en 294.612 euros la indemnización que les corresponde a los propietarios de uno de los tres chalés expropiados por el Ayuntamiento de Oleiros dentro del parque público As Trece Rosas de Bastiagueiriño, según publicó ayer el Diario Oficial de Galicia (DOG). Esta construcción ya fue demolida este verano junto a la de al lado,.

Esta indemnización corresponde a una de las dos viviendas que han sido demolidas (el Concello ha conservado la tercera para servicios del parque), propiedad de la familia del portavoz del Partido Popular, que recurrió la tasación del Ayuntamiento. En el expediente de expropiación abierto en mayo de 2019 esta casa se valoraba en 163.366 euros, por lo que los 294.612 fijados ahora por el Jurado de Expropiación suponen casi el doble, un 80,3% de incremento.

La otra casa demolida fue tasada por el Concello en 160.000 euros y sus propietarios también recurrieron este precio y el Jurado, en otra resolución, se la elevó a unos 290.000 euros.

Tras este expediente de expropiación de mayo de 2019 el Concello y los afectados entablaron negociaciones y el Ejecutivo ofreció finalmente alrededor de 245.000 euros por vivienda. Respecto a esta última oferta, la que el Jurado ha fijado ahora supone un 20,% de incremento.

El Concello valoró los tres chalés inicialmente, en el proyecto de expropiación de 2019, en 163.366 euros, 160.000 y 255.788 euros (esta última tasación correspondía a la vivienda que quedó en pie, y que cuenta con piscina y pista de tenis además de construcciones anexas y galpones).

Las valoraciones realizadas por el Concello oleirense incluyeron coeficientes reductores de hasta el 61% tanto por la antigüedad de las construcciones, de unos cuarenta años, como por estar en situación de fuera de ordenación (están ubicadas en zona verde).

Los propietarios de las tres viviendas expropiadas habían rechazado desde el principio las tasaciones del Concello al considerar que estaban muy por debajo del precio de mercado y considerando que en la transmisión de una de ellas la Xunta la valoró en 550.000 euros. Una de las casas además había estado a la venta en su día por 750.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es