La Asociación Animalista Libera denunció ayer la presencia de cazadores "en el entorno de rutas de senderismo en la parroquia de Arteixo, en el lugar de Baer", y advirtió de que "no cumplían con las medidas de seguridad exigibles para las batidas ni con las advertencias sanitarias sobre distancia social y colocación de mascarillas". La entidad señala que "estos caminos están señalizados por el propio Concello de Arteixo para fomentar el turismo en la naturaleza a pie o sobre bicicletas, mientras que el inicio de la temporada de caza menor este pasado domingo es radicalmente incompatible con la convivencia con familias, privatizando los montes de facto".

Los animalistas aseguran haber recibido informaciones sobre "munición sin detonar olvidada en los caminos", lo que "supone un riesgo para la integridad de cualquier persona y en especial de los menores de edad". Exigen a la Xunta endurecer los requisitos de las licencias