Es un loro Yaco, también llamado loro gris africano, una especie muy inteligente y sensible, de los se dice que hablan, y puede vivir hasta los sesenta años. Apareció abandonado en Perillo y actualmente está en el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Santa Cruz. El Concello de Oleiros iba a sacarlo próximamente a subasta pública para evitar que sea sacrificado pero ayer por la tarde, tras trascender en redes sociales esta noticia, apareció finalmente su propietario, que pudo probarlo con documentación, y mañana le será entregado.

El Ayuntamiento señala que la ley determina que solo el Ayuntamiento, por decreto de Alcaldía, puede declararlo abandonado después de transcurridos diez días sin que nadie lo reclamase.

Esta raza de loro, procedente de la selva tropical africana, tiene un precio elevado, superior a los mil euros. Es una especie amenazada por pérdida de hábitat y por ser capturado y vendido para mascota. Es un animal muy inteligente y muy sensible, que percibe los sentimientos y estados de ánimo de su dueño, y que requiere mucha atención. Tiene una gran capacidad de memorización y repetición de palabras, por lo que es conocido como loro hablador.