11 de noviembre de 2020
11.11.2020
La Opinión de A Coruña

Oleiros duplicará su inversión en 2021, hasta los 11,8 millones, al poder usar el remanente

Las mayores obras las financiará con este ahorro, como las segundas fases del paseo fluvial del Rego de San Pedro y del campo de fútbol e Mera u otro 'parking' junto al INEF

11.11.2020 | 01:37
Casas de Bastiagueiriño expropiadas por las que el Concello pagará otra partida del presupuesto.

El Gobierno local de Oleiros llevará al pleno de este mes el presupuesto de 2021, condicionado por la pandemia sanitaria pero ya con la previsión de disponer libremente de sus ahorros, el remanente de tesorería. La cifra total es de 32,5 millones de euros frente a los 31,8 de este 2020, un incremento de algo más de un 2%.

La inversión real para el año próximo es de 6 millones de euros, un 8% menos que este año, pero las cuentas incluyen ya, por primera vez en su historia, 5,7 millones de euros más que son gran parte del remanente de tesorería que le quedará al Concello. La disponibilidad del remanente, hasta ahora no permitida, es posible tras la eliminación de las reglas fiscales por el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado mes de octubre, ratificado por el Congreso, por el que las administraciones públicas no estarán sometidas en 2021 a los objetivos de estabilidad, sostenibilidad financiera y regla de gasto. De esta forma, entre el dinero previsto para inversión real más el remanente, Oleiros dispondrá el año que viene de 11,8 millones de euros para invertir, el doble que en la actualidad.

El presupuesto de inversión de 6 millones es muy conservador y destinado básicamente a actuaciones de desarrollo urbanístico: 4,3 millones de euros son para obras de urbanización del POL-4 en Santa Ana (680.000 euros), la urbanización del sector SUD-2 de Mera (3,5 millones), con más de 200 viviendas previstas; y la segunda fase de urbanización de Franzomel (115.000 euros).

Otra dotación importante, 190.800 euros, es para abonar a los propietarios de los tres chalés de Bastiagueiriño que fueron expropiados (y dos demolidos), porque el Jurado de Expropiación les elevó el justiprecio respecto a la tasación inicial del Concello.

La senda peatonal de Rialta a Arillo y Lourido (210.000 euros), la mejora del parque infantil de la plaza da Liberdade de Nós (135.000 euros) y diversas actuaciones de renovación tecnológica e informática del Concello (unos 200.000 euros), son las inversiones más destacadas.

Las inversiones que Oleiros prevé costear con los 5,7 millones del remanente de tesorería ya tienen también su destino en el presupuesto. La partida más elevada, un millón de euros, es para ejecutar la segunda fase del Plan Especial de Protección del Rego de San Pedro. Otra partida que roza el millón, 950.000 euros, es para numerosas obras de mejora y ampliación de aceras, mientras 890.000 se reservan para pavimentar calles y caminos públicos (Daniel Castelao, Álamos, O Cubo o Che Guevara),.

La remodelación de las aceras de Santa Cristina será la que suponga más gasto, 650.000 euros. La segunda fase de construcción del campo de fútbol de Mera, en Fonte Cuba, para terminar todo el recinto y que pueda entrar en funcionamiento, se llevará 675.000 euros.

El Concello invertirá 420.000 euros del remanente en construir otro aparcamiento junto al INEF en Bastiagueiro, junto a la pista de patinaje de velocidad actualmente en ejecución. Para más reposiciones en la red de saneamiento se destinan 300.000 euros (mejorar colectores como el que va al hotel Noa y al Preludio) y para el abastecimiento, 200.000 euros. Unos 150.000 euros será para mejorar el alumbrado público y 112.000 para arreglar parques infantiles.

Con su ahorro el Concello prevé gastar 150.000 euros en las indemnizaciones por las expropiaciones que ejecutará para continuar el sendero peatonal por la costa desde Santa Cruz hasta Canide, así como 100.000 euros más para ampliar la senda desde Naval hasta Canide.

El Ejecutivo ha incluido una partida de 120.000 euros para construir columbarios en los cementerios municipales (Liáns, Nós, Dorneda) y 100.000 euros para mejorar el aislamiento del edificio de Hacienda (sus ventanas condensan humedad desde el primer día).

La partida que más sube en este presupuesto, un 600% es la del Fondo de Contingencia, que pasa de 50.000 a 350.000 euros. Son fondos para gastos imprevistos, y aquí se han incluido imprevistos relacionados con la Covid-19.

El gasto corriente (mantenimiento) pasa de 12,8 a 13,4, un incremento del 4,67%, sobre todo a causa de la externalización, concesión del servicio, de limpieza de centros municipales, y la subida de contratos de limpieza viaria y zonas verdes al haber incorporar nuevas zonas a atender, entre otros.

El gasto de personal sube un 1,68%, de 10,8 a 10,9 millones de euros por la previsión del incremento del 25 de las retribuciones de los empleados públicos, aunque los funcionarios municipales han precisado que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 prevé que dichas retribuciones no suban más del 0,9%.

En cuanto al capítulo de ingresos, la mayor subida prevista es en el cobro de tasas, de 5,1 a 8,9 millones, un 73,3% aunque no es que el Concello vaya a cobrar más, sino que son los ingresos previstos por cobro de cuotas de urbanización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es