14 de noviembre de 2020
14.11.2020
La Opinión de A Coruña

Saltarse el cierre para ir de pesca o a la carnicería

La Policía Local de Arteixo comprueba los viajes, en los que la mayoría cumple, aunque algunos se saltan las restricciones

14.11.2020 | 01:14
Saltarse el cierre para ir de pesca o a la carnicería

El cierre perimetral decretado por la Xunta para Arteixo y otros concellos del área coruñesa ha obligado a la Guardia Civil, Policía Autonómica y Policía Local a realizar controles en los puntos con más tránsito para comprobar los motivos de los viajes de la gente. En este último caso, los agentes arteixanos han impuesto 25 multas por saltarse las normas sanitarias para luchar contra el coronavirus y el bloqueo, desde el 30 de octubre. En la mayoría de casos se trata de personas que no respetaban el toque de queda, no llevaban mascarilla o estaban con gente con la que no conviven

Once y cuarto de la mañana de ayer. Siete agentes de la Policía Local de Arteixo se sitúan en Larín, a la altura de la salida de la autopista AG-55, para realizar un control de los desplazamientos de entrada y salida del municipio al estar en vigor el cierre perimetral decretado por la Xunta desde el 30 de octubre para intentar reducir el número de contagiados por coronavirus. La mayoría de los conductores lo hacen por motivos permitidos como puede ser ir al trabajo o que son vecinos del propio concello, aunque hay todavía unos pocos que no respetan el bloqueo.

Un hombre de Carballo que quería ir de pesca al embalse de Sabón porque allí hay más peces, otro de Santa Comba que se dirigía a una carnicería de A Coruña para comprar carne para el Halal (alimentos permitidos para los musulmanes) o una señora de Carballo que iba a Arteixo a visitar a un familiar. Estos fueron algunos de los desplazamientos no autorizados detectados ayer por los agentes en el control, en el que se prima informar de las restricciones y no denunciar.

"Buenos días, ¿a dónde va?", preguntan los agentes a todos los conductores que detienen en el control, que duró aproximadamente 45 minutos. La mayoría de la gente se mueve por motivos permitidos. Muestran un justificante en papel de que se mueve por motivos laborales o de citas en la Administración pública. En otros casos no hay justificante en papel y la persona tiene que mostrar el documento en el móvil.

Otras veces los policías lo tienen más difícil para comprobar lo manifestado por la gente. Ayer pararon a una persona en motocicleta que aseguraba ser militar y que se dirigía a A Coruña a realizar un curso, pero no llevaba ningún documento acreditativo, con lo que los agentes se tuvieron que fiar de su palabra.

Los policías se situaron junto a la salida de la autopista y pararon el tráfico de la AC-552 en ambos sentidos para comprobar los motivos de los desplazamientos de los coches que transitaban en ese momento. Se ubicaron no muy lejos del límite con A Laracha, en la que no hay decretado el bloqueo perimetral. En otras ocasiones se ponen ya justo en la salida del núcleo de Paiosaco. También lo han hecho en la rotonda de O Seixedo, donde desembocan la A-6 y la AG-55.

La Policía Local impuso 25 multas por saltarse las normas sanitarias para luchar contra el coronavirus y saltarse el bloqueo perimetral. En la mayoría de casos se trata de personas que se encontraban en la vía pública durante el horario del toque de queda, no llevaban mascarilla o estaban con gente con la que no convive, según detallan fuentes policiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es