17 de noviembre de 2020
17.11.2020
La Opinión de A Coruña

La pasarela de O Seixedo, sin uso desde 2013, será revisada antes de su reapertura

La estructura fue desmontada por la Xunta hace siete años y reinstalada por el Concello en 2016 y desde entonces ha estado cerrada por una torre eléctrica que ya ha sido retirada

17.11.2020 | 02:05
La pasarela de O Seixedo, sin uso desde 2013, será revisada antes de su reapertura

La pasarela peatonal de O Seixedo sigue si poder usarse siete años después de que Xunta la desmontase y el Concello la reinstalase en 2016 junto al área recreativa para que se pudiesen realizar las obras de reforma de la rotonda de Sabón. Desde entonces nadie la ha podido utilizar, ya que ha estado cerrada por la proximidad de una torre de electricidad. Ahora esta estructura ya ha sido retirada y los vecinos ya están más cerca de poder usarla tras tanto tiempo. El Gobierno local de Arteixo informa de que que ya trabaja en los trámites para contratar una inspección y reparación de la estructura, en la que se han detectado desperfectos en tornillos y en la madera. La previsión del Ejecutivo municipal es que la reapertura se produzca entre finales y principios del próximo año.
El Concello actualmente elabora una memoria para poder realizar la actuación, que será contratada mediante el procedimiento de adjudicación directa. Una vez superada esta revisión y acondicionamiento, el paso elevado ya podrá abrir al público. La pasarela comunica el área recreativa con Vilarrodís.
La Xunta desmontó la pasarela en el verano de 2013 debido a que la estructura era incompatible con la reforma de la rotonda de Sabón, que pasó a tener dos niveles de altura. Las piezas permanecieron en una parcela de un restaurante cercano durante varios meses hasta que el Concello inició los trabajos para reinstalarla a la altura del área recreativa de O Seixedo.
Las obras para reinstalar la pasarela acabaron a principios de 2016, pero los vecinos siguieron sin poder utilizarla porque el Concello decidió que el paso elevado continuase cerrado mientras no se trasladaba la torre de electricidad.
Algunos residentes se cansaron de esperar a que el Concello abriese la pasarela, que durante bastante tiempo careció del acceso en el lado del área recreativa (ahora ya está construido), y llegaron a idear una solución improvisada: colocaron un trozo de hormigón y un contenedor para poder cruzar de un lado a otro por el paso elevado. El Ejecutivo municipal ha vallado este acceso para impedir el tránsito de residentes.
Mientras no se abre la pasarela peatonal, los vecinos deben ir hasta la rotonda de Sabón, donde deben cruzar por los pasos de cebra regulados por semáforo. O bien ir por calle Ponte y salir hacia Laxobre.
¿Cuál es el motivo que ha mantenido cerrada al público la estructura? El Gobierno local alegó en varias ocasiones que había una torre de electricidad que se encuentra a pocos metros del paso elevado y que debe ser trasladada antes de poder permitir que los vecinos puedan volver a usar la pasarela. La eliminación de la estructura de electricidad tardó bastante tiempo. en poder realizarse, pero ya se ha hecho. Ahora el suministro discurre canalizado bajo tierra.
El Concello hace cuatro años construyó al lado de la pasarela un nuevo parque, que está ubicado en el lado más próximo a Vilarrodís. El Gobierno local decidió abrir esta zona verde después de que estuviese cuatro meses cerrada desde que se acabase la obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es